Turismo

El Ayuntamiento retoma la tasa turística

  • Empresarios del sector crean una comisión para implantar el gravamen que ya aplican numerosas ciudades europeas. Un plan municipal pondrá límite al tráfico turístico

Comentarios 2

La tasa turística vuelve a la palestra. La Sevilla Congress & Convention Bureau ha sido esta vez la encargada de reabrir el debate que se inició el año pasado, cuando el gobierno de Espadas se mostró a favor de cobrar a quienes visiten Sevilla este gravamen con un único fin: aumentar hasta por cuatro los escuálidos fondos que emplea el Consorcio de Turismo para promocionar la ciudad en nuevos mercados, labor más que necesaria si se tiene en cuenta que este sector es la primera industria de la capital andaluza.

En una reciente sesión de esta entidad -creada para captar congresos y eventos en Sevilla y en la que está representado el Ayuntamiento- se le ha asignado a Sebastián González, director del Área Sur del grupo Barceló Hoteles, la tarea de pilotar una comisión que elabore un análisis riguroso sobre los pros y contras de la aplicación de la tasa turística.

El Consorcio de Turismo crea una comisión para analizar los pros y contras de su aplicación

El debate vuelve, por tanto, a retomarse después de que el delegado municipal de Turismo, Antonio Muñoz, se mostrara el año pasado a favor de la tasa. Ahora son los propios empresarios turísticos los interesados en conocer los beneficios de un gravamen que ya se cobra en Cataluña y en numerosas ciudades europeas. Como ya en su momento recordó Muñoz, en capitales como Barcelona o Roma, el número de visitantes, lejos de bajar, ha aumentado considerablemente los últimos años pese a tener que pagar dicho tributo.

Cuando el año pasado surgió el debate, se planteó un coste de un euro por noche en hoteles para cada turista, precio que podría ir en aumento en función de la categoría del alojamiento. En la capital italiana, por ejemplo, algunos establecimientos cobran hasta siete euros por pernoctación.

Muñoz, en declaraciones a este periódico, sugiere "ir más allá" e, incluso, que la tasa se aplique en las distintas actividades turísticas que se organizan en la ciudad, y no sólo en hoteles, algo que no es para nada extraño en otros destinos turísticos. Sin ir más lejos, en Cataluña se planteó el año pasado la posibilidad de implantarla en los apartamentos turísticos y otros negocios de hospedería.

Turistas hacen cola para visitar la Catedral de Sevilla Turistas hacen cola para visitar la Catedral de Sevilla

Turistas hacen cola para visitar la Catedral de Sevilla

En este debate se ha producido un cambio de agentes los últimos meses. El nuevo presidente de los hoteleros sevillanos, Manuel Córnax, se ha mostrado dispuesto a dialogar sobre la aplicación de la tasa, una actitud distinta a la de su antecesor, Manuel Otero, quien se negó en rotundo a este cobro al considerar que podría "espantar" a futuros visitantes. En concreto, Otero rechazó que los hoteles se convirtieran en "recaudadores" del "tributo" a sus clientes mediante la inclusión en la factura del alojamiento o en una cuenta independiente. El resto de actividades turísticas -hosteleros, agencias, guías y empresas especializadas- sí respaldan la propuesta.

Logrado este consenso, el principal escollo al que se enfrentaría el gobierno de Espadas sería la normativa fijada por la Junta, que impide actualmente el cobro de la tasa turística en territorio andaluz. El concejal de Turismo ya ha pedido en varias ocasiones al Ejecutivo autonómico que cambie la ley para que sean los ayuntamientos, dentro de sus competencias en materia turística, los que deciden si establecen este gravamen o no. Muñoz puntualiza que el principal temor de la Administración regional reside en que los ingresos obtenidos por la tasa se dediquen a fines distintos a los turísticos. En este caso, el edil socialista "se compromete" a dotar de "transparencia absoluta" el sistema de cobro de la tasa para que "ni un solo céntimo" recaudado vaya a parar a otro destino que no sea el de promocionar turísticamente a Sevilla.

Muñoz sugiere que la tasa se aplique en otras actividades turísticas que se organizan en la ciudad

Mientras los empresarios realizan este estudio, el Ayuntamiento va a diseñar otro plan que también afecta al sector. Se trata de un informe sobre la capacidad que tiene Sevilla para albergar más tráfico turístico y los circuitos por los que ha de discurrir. La idea, según ha reconocido Muñoz en su reciente visita a Turín, se debe al considerable aumento de la demanda por parte de numerosas empresas para explotar este tipo de servicio.

"Cada vez son más los empresarios que nos piden poner en circulación autobuses turísticos, trenes eléctricos para que los visitantes se paseen por la ciudad o carros a motor con tal fin", destacó el concejal del gobierno, quien ante tal situación ha encargado a los técnicos de Urbanismo, Movilidad y Turismo que elaboren en conjunto un estudio en el que se especifique el número máximo de este tipo de vehículos que puede albergar la capital hispalense, así como las vías por las que han de circular para evitar una saturación y el entorpecimiento del tráfico ordinario. Los datos del informe se darán a conocer en septiembre.

Por otro lado, de cara al quinto centenario de la primera vuelta al mundo de Magallanes, Sevilla acogerá en septiembre de 2019 una regata de primer nivel en la que participarán más de 40 grandes veleros. Con tal fin, una expedición del Consorcio de Turismo acudirá a finales de julio a la ciudad finlandesa de Turuk para asistir a un seminario de formación para las ciudades anfitrionas de la competición deportiva.

Muñoz subrayó la importancia de esta cita por el alto volumen de participantes que congrega, con un nivel de gasto bastante superior al de la media.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios