La juez del caso Aznalcóllar abre una investigación por la denuncia a Carretero por las irregularidades de la Feria

  • La instructora se apoyará en la Policía Nacional para la práctica de diligencias y no en la Gepol, sin perjuicio de que pueda solicitarse alguna información a esta unidad

Comentarios 3

La titular del juzgado de Instrucción número 3 de Sevilla, Patricia Fernández Franco, ha abierto diligencias previas para investigar la denuncia de la Fiscalía contra el jefe de los servicios técnicos de Fiestas Mayores, Rafael Carretero, por delitos de cohecho y malversación de caudales públicos en relación con el montaje de la Feria de abril.

La juez Patricia Fernández investigó en su día y archivó la causa por las presuntas irregularidades en la adjudicación del concurso para la reapertura de la mina de Aznalcóllar, y ahora le ha correspondido la instrucción del caso de la Feria, según han explicado fuentes judiciales, que han destacado que la instructora se apoyará en la Policía Nacional para la práctica de diligencias y no en el Grupo Especial de Policía Local (Gepol), que ha actuado realizando funciones de Policía Judicial para la Fiscalía.

Las mismas fuentes han señalado que esto no implica que no pueda solicitarse a esta unidad la información que pueda ser necesaria. El Ayuntamiento anunció hace meses que disolvería la Gepol tan pronto como finalizara la investigación de las irregularidades de la Feria y crearía una nueva unidad de Asuntos Internos, plegándose de esta forma a las demandas del sindicato mayoritario en la Policía Local, que siempre ha rechazado la intervención de esta unidad de Asuntos Internos. La Gepol fue la unidad que ha investigado, entre otros casos, el amaño de las oposiciones de la Policía Local, en el que están imputados 37 agentes, entre ellos el superintendente Juan José García.

La Fiscalía de Sevilla presentó el pasado martes una denuncia contra el jefe de los Servicios Técnicos de la delegación municipal de Fiestas Mayores, Rafael Carretero Moragas, en relación con las irregularidades de la Feria de 2013, 2014 y de 2015. La fiscal jefe, María José Segarra, atribuye delitos de cohecho y malversación a Rafael Carretero, que ha sido el encargado del montaje de la Feria durante 35 años, y la denuncia también se dirige contra los responsables de las empresas Ferrovial-Agromán, UTE RMD & Coya Fiestas, Alquileres Quitasol y A.E.M. Vázquez.

Trabajos gratis en su casa de pintura, carpintería o electricidad, o de jardinería y mantenimiento de la piscina, el montaje de su caseta y la manzanilla que se servía en la misma, así como vigilante de seguridad y un coche a su disposición. Estos son algunos de los regalos que, según la Fiscalía de Sevilla, , de las empresas adjudicatarias del montaje de la Feria de Abril. 

La denuncia concluye que todos los años y "como contraprestación a la intervención de Carretero, que asumía la regularidad de todas las facturaciones presentadas sin objetar volúmenes o duplicidades, ni controlar la ejecución, las empresas beneficiadas por la ejecución de estas contrataciones realizaban servicios gratuitos para el mismo".

La Fiscalía detalla que determinados empleados enviados por la empresa Ferrovial, adjudicataria de las obras de montaje desmontaje y alquiler de estructuras modulares (expediente 163/13) y obras de instalación de estructuras tubulares (expediente 164/13), han realizado trabajos a lo largo de distintos años (incluido el año 2014) en distintos inmuebles particulares de Carretero, como "trabajos de pintura, carpintería y de electricidad, así como cambio de mobiliario, trabajos de poda, limpieza, mantenimiento y pintura de piscina, etc.." siendo todos los gastos ocasionados por cuenta de la empresa Ferrovial.

Además, han efectuado trabajos en el montaje y desmontaje de la caseta de Carretero en el recinto ferial (C/ Joselito el Gallo 198-200) durante todos los años, con materiales nuevos de Ferrovial y además realizaban el traslado de enseres más singulares para el ornato de la caseta, desde domicilios particulares. Asimismo ha sido Ferrovial quien “asumía el suministro de cajas de vino (manzanilla) durante todos los días de la feria de todos los años en esta caseta”, precisa la denuncia.

Relata igualmente la Fiscalía que la UTE RMD Seguridad y Coyma servicios generales, adjudicataria del servicio de vigilancia para el 2013, realizaba menos horas de las facturadas, si bien "a cambio dicha empresa de seguridad aporta durante la feria un vigilante de seguridad a la caseta particular de Carretero (para el control de acceso) durante tres semanas (dos antes de feria y la propia de la feria), a cargo naturalmente del presupuesto municipal". Además de ello, la empresa de seguridad “pone a su disposición, para su uso indiscriminado y sin gasto alguno, un coche sin distintivos y un conductor que sirve a Carretero tanto para él como para miembros de su familia, tanto la semana antes de feria, como durante la semana de feria, entre las 10:00 y las 20:00”.

Según la denuncia la semana de feria prestaban servicio entre 80 o 90 vigilantes, pero según el plan de trabajo facilitado por Fiestas Mayores deberían de prestarlo entre "100 o 130 para cubrir todos los diferentes puestos requeridos".

Dice la Fiscalía que el "acuerdo interno" de Carretero con el representante de la empresa adjudicataria radica en no solicitarle control alguno de las horas efectivamente prestadas, firmando el "conforme con dichas facturaciones sin realizar por su servicio comprobación alguna, ni documental ni personal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios