La obra de Bami se paralizó cuando la constructora había gastado 4 millones

  • Ferconsa, filial de Ferrovial, y el Ayuntamiento intentan buscar una solución.

Comentarios 2

El aparcamiento subterráneo de Bami se paralizó el pasado 2 de diciembre justo cuando la constructora Ferconsa, filial de Ferrovial, llevaba gastados en la obra cuatro millones de euros que teóricamente debía cobrar de la concesionaria Equipark (ahora Resipark 2011). El gasto ha sido de 3.967.187 euros con los que se han ejecutado los muros pantalla laterales, y se había llegado a la tercera planta de la estructura, según el informe municipal redactado por la jefa de servicio de Proyectos y Obras del Ayuntamiento de Sevilla el pasado 1 de diciembre, un día antes de la paralización.

El impago de estos cuatro millones podría estar detrás la paralización de las obras, pero nadie de la constructora ni del Ayuntamiento aclaran esta cuestión. La semana pasada las dos partes se reunieron para intentar dar una salida al problema de una obra estancada que iba a inaugurarse en la primavera de 2012. El Ayuntamiento ha iniciado estudios jurídicos para saber si puede rescatar la concesión.

La concesión y explotación de este parking fue adjudicada hace cinco años a Equipark (ahora Resipark 2011), que no ha ocultado sus dificultades económicas para afrontar esta concesión y no ha dejado de hacer continuos cambios en su accionariado. Primero trabajó en la obra de Bami con la constructora Azagra pero los trabajos avanzaron lentos y ésta no pasó de iniciar la excavación del terreno. Las obras se retomaron este año en junio pasado con Ferconsa como nueva constructora hasta la paralización del 2 de diciembre.

Llevar el caso al juez

Desde la oposición municipal, el portavoz socialista Juan Espadas reclamó la semana pasada al gobierno del PP de Juan Ignacio Zoido que lleve a los tribunales a la empresa concesionaria por el "claro pulso" que mantiene con el Consistorio.

En declaraciones a la prensa, el portavoz socialista volvió a insistir en la idea de acudir a los tribunales para tratar de solventar la situación creada a raíz del "claro pulso" que, en su opinión, mantiene la empresa Resipark con el Consistorio, al haber paralizado los trabajos del aparcamiento de Bami y continuar sin devolver las fianzas a los afectados que así lo reclaman.

En rueda de prensa, Espadas aludió a los recientes informes de 7 de octubre de 2011 que corroboran las dificultades jurídicas del Ayuntamiento para exigir a la empresa la devolución de los avales y recordó que el anterior equipo de gobierno ya recalcó este mismo aspecto, pero el alcalde Juan Ignacio Zoido "no creyó". Los informes reiteran que al no haber una relación de contrato entre los vecinos afectados y el Consistorio, éste no puede asumir el pago de fianzas que fue pactado entre los particulares y la concesionaria.

"Ahora, la demagogia se le vuelve en contra", dijo el portavoz socialista sobre las declaraciones del alcalde en las que desde el principio de su mandato aseguraba que los vecinos verían restituidas con celeridad las cantidades entregadas, "cuando los informes jurídicos ya alertaban incluso de las dificultades para acometer un pago subsidiario por parte del Ayuntamiento".

A su juicio, los recientes informes suponen "una vuelta de tuerca más" en el conflicto entre Ayuntamiento y empresa, entre los que se ha planteado un "pulso". Así, Espadas ha calificado de "intolerable" el planteamiento de Resipark y ha subrayado que intuye una "ruptura" en la relación actualmente existente.

Por ello, expresa su convicción de que "hay que ir a los tribunales" y de que al gobierno municipal "no le va a quedar más opción que adherirse a los vecinos", incidiendo en que es "incuestionable" que la prioridad sea establecer el reintegro del dinero a los afectados. "Se habría tenido que recuperar ya, o no aceptar ningún otro pulso", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios