Bellavista estrenará su bulevar en 2010 tras seis años de obras

  • Los trabajos de la segunda fase están ejecutados al 50% y en ellos se contemplan dos nuevas rotondas para el acceso del Hospital de Valme, así como un carril bici

Comentarios 5

Bellavista verá por fin hecha realidad una de sus históricas reivindicaciones a principios de año. El delegado de Presidencia y Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, realizó ayer una visita a las obras de la segunda fase del bulevar de Bellavista con motivo de la retirada de la última pasarela peatonal existente en la zona, que permitía cruzar la antigua travesía de la Nacional IV y facilitaba el acceso al Hospital de Valme.

Durante la visita a las obras, el edil socialista estuvo acompañado por la delegada del distrito Bellavista-La Palmera, Josefa Medrano, el director del mismo, Pedro Gonzalo y el director gerente del hospital de Valme, Laureano Fernández. Gómez de Celis informó de que las tareas de remodelación de esta vía van a buen ritmo y que finalizarán a principios de 2010, si no hay ningún contratiempo. El proyecto se inició hace justo seis años y ahora se concluye su segunda fase. "Así se corrige una deficiencia histórica del barrio, cuyos vecinos verán poco a poco cómo se completa la erradicación de esta antigua carretera que tantos muertos ha causado", argumentó el delegado.

La zona más avanzada, como así lo expresó el Ayuntamiento, es la parte más cercana a la fachada principal del Hospital de Valme, que está prácticamente finalizada al 90%, donde se han colocado la solería de la acera, el cerramiento del centro hospitalario, la red de saneamiento y la continuación del carril bici.

Celis informó de que el Ayuntamiento se comprometió con la dirección del hospital para que, a partir de esta semana, estuviera en servicio la nueva parada de autobuses, situada a la entrada del complejo sanitario, que albergará a la línea 37 de Tussam, así como a las líneas M-104, M-132B y M134 del Consorcio Metropolitano de Transportes. Las paradas situadas en el lateral izquierdo y que acogían a estas líneas metropolitanas quedarán suprimidas. El objetivo de esta nueva ubicación es reducir los atascos circulatorios en el interior del recinto, redundando en un mejor servicio a sus usuarios. "A partir de ahora se va a reducir en un 100% todo el tráfico pesado en esta parte de la ciudad", señaló el edil socialista. Según fuentes del Ayuntamiento, la intensidad media diaria de tráfico que soportaba esta vía antes de la reconversión en bulevar era de 21.000 vehículos y ahora se ha reducido a la mitad. Esta última fase tendrá cuatro cruces peatonales regulados por semáforos, los pasos subterráneos han sido sustituidos por dos rotondas de 40 metros y el ancho de calzada será de 12 metros con tres carriles por sentido. Las obras cuentan con un presupuesto de seis millones de euros.

Por otra parte, la delegada del distrito Bellavista-La Palmera, Josefa Medrano, mostró su satisfacción por el avance de las obras: "Esta segunda fase del bulevar pone término a una reivindicación justa de miles de vecinos".

Asimismo, recordó que el bulevar cuenta con cuatro rotondas en total, las dos últimas pertenecientes a la segunda fase, y adelantó la denominación que finalmente tendrán estas glorietas. La primera de éstas, la más cercana al centro de la ciudad, se llamará Presos del Canal; la segunda, Movimiento vecinal de Bellavista; y las dos últimas, en construcción, Alonso Balosa y Alfredo Romero, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios