Besos llenos de Esperanza en la Resolana y Pureza

Fin de semana de marcado carácter cofradiero. El Adviento supera ya su ecuador. Si hace una semana Sevilla disfrutaba de los besamanos inmaculistas, ahora lo hace de los que se celebran con motivo de la festividad de la Expectación, que tendrá lugar el lunes. Y lo hace en dos puntos cardinales de la ciudad. La Macarena y Triana. Dos corazones latiendo para combatir el frío de estos días. Colas en el atrio y en la calle Pureza. Mantos verdes como símbolo de la ilusión por los días que llegan. El pórtico de la Navidad está en sus manos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios