Biólogos sevillanos estudian nuevas especies marinas en ecosistemas de la Antártida

  • Investigadores de la Universidad de Sevilla se embarcan en el proyecto 'Climant' de investigación de nuevas especies

Un grupo de investigadores de la Universidad de Sevilla embarcados en el rompehielos alemán Polarstern, junto a científicos de diferentes nacionalidades, estudian la diversidad y biología de los invertebrados marinos en las áreas previamente cubiertas por las plataformas de hielo Larsen A y B de la Península Antártica.

El proyecto supone el estudio de un ecosistema que, debido a recientes episodios atribuidos al calentamiento global, ha sido liberado del hielo que lo mantenía oculto. La investigación, denominada Climant, forma parte de las campañas organizadas dentro del Año Polar Internacional y el programa internacional CALM-EBA (Census of Antarctic Marine Life - Evolution and Biodiversity in Antarctic). Las plataformas heladas donde se realiza este proyecto, situadas en la parte oriental de la Antártida, "empezaron a sucumbir al constante incremento en las temperaturas medias del aire en 1995, hasta colapsarse por completo y de forma brusca en 2002, cuando en apenas unos días se desplomaron 10.000 kilómetros cuadrados de hielo continental". Este fenómeno ha permitido que el rompehielos alemán Polarstern acceda a lugares hasta ahora inaccesibles que han dejado al descubierto un nuevo ecosistema repleto de especies endémicas. Según los investigadores, se trata de un tesoro conservado "prácticamente intacto" desde hace miles de años. Esta fauna ha mantenido su aislamiento gracias a la corriente circumpolar y los 300 metros de hielo que la cubrían. Los biólogos analizan las características físicas y químicas, biológicas y geológicas de los fondos de Larsen A y B, tanto en la columna de agua como en los sedimentos. En todo este proceso son varias las especies que han sido descubiertas por los investigadores de la Universidad de Sevilla. Además, durante estas expediciones es posible acumular abundante información visual. Sólo en la última campaña más de 7.000 fotografías digitales de fauna antártica y paisajes fueron registradas, a las que hay que sumar numerosas horas de vídeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios