Los Bomberos sólo recibieron una llamada

  • El único aviso del incendio data de las 7:31 del domingo y nadie llamó para interesarse por el supuesto retraso

Comentarios 6

Los Bomberos de Écija sólo recibieron una llamada de aviso del fuego en el que murieron seis miembros de la misma familia durante la mañana del domingo. La central de este cuerpo registró la llamada de alerta a las 7:31 y no volvió a recibir más avisos relacionados con este incendio. Pese a que los vecinos de las Moreras denunciaron la tardanza de los Bomberos e incluso aseguraron tener pruebas de que se demoraron en más de media hora, lo cierto es que no hay ninguna llamada anterior a esa hora de la que se tenga constancia.

Este hecho viene a darle crédito a la versión oficial de los hechos que desde el principio han manejado tanto el Ayuntamiento de Écija como la Diputación de Sevilla, competente en materia de incendios. El informe elaborado por el Servicio Especial de Prevención y Extinción de Incendios (Sepei) de la corporación provincial indicaba que los Bomberos ya estaban operando en la puerta de la casa a las 7:36, sólo cinco minutos después de la única llamada.

Para el secretario general del Sindicato Profesional de Bomberos de Sevilla, Juan Carlos Bernabé, si sus compañeros se hubieran demorado realmente más de media hora, lo lógico es que alguien hubiera vuelto a llamar para interesarse por el retraso y para recalcar la urgencia de la situación. Pero nadie lo hizo, o si lo hizo no llegó a contactar con el parque de Bomberos.

También avala la versión oficial los resultados de las autopsias, que indicaban que las muertes se habían debido a la inhalación de humo y no a las quemaduras. Esto supone que las víctimas perecieron asfixiadas en cuestión de minutos y posiblemente ni siquiera se despertaran de su sueño. Cuando llegaron los Bomberos, lo más probable es que los seis miembros de la familia Romero Priego ya estuvieran muertos desde bastante antes.

Pese a ello, los familiares y vecinos de las víctimas han insistido durante toda la semana en que tienen pruebas de la tardanza de los Bomberos y que así se lo harán saber al juzgado que instruye el caso. Los familiares anunciaron que llevarían a los tribunales estas pruebas tras el entierro de las víctimas y solicitarán que se depuren responsabilidades. La tensión acumulada en las Moreras derivó en la agresión sufrida por los agentes de extinción la misma mañana del domingo, tras la salida de los féretros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios