La Policía busca a una mujer embarazada y a su hija desaparecidas en Bellavista

  • Sandra Capitán, de 26 años, y Lucía Begines, de 6, están en paradero desconocido desde el mediodía del sábado

El cartel de SOS Desaparecidos. El cartel de SOS Desaparecidos.

El cartel de SOS Desaparecidos.

Una mujer de 26 años, Sandra Capitán Capitán, y su hija, Lucía Begines Capitán, de 6, se encuentran en paradero desconocido desde el pasado sábado 16 de septiembre. La madre y abuela de ambas ha presentado una denuncia por desaparición ante la Policía Nacional, que ha abierto una investigación para tratar de encontrar a las dos mujeres. A la hora de cierre de esta edición, los investigadores no habían hallado ninguna pista que ayude a encontrarlas. Mientras tanto, la familia ha hecho un llamamiento a la colaboración ciudadana para que cualquier persona que las vea se ponga en contacto con la Policía Nacional.

La Policía trata de identificar al novio de Sandra Capitán, a quien la familia no conoce

Sandra Capitán está embarazada de tres meses. Actualmente tiene pareja, pero la familia dice desconocer quién es y la manera de localizarle. La Policía se centra en estos primeros momentos de la investigación en tratar de identificar al novio de la mujer desaparecida. Este hombre tampoco aparece desde el sábado y no se descarta que se haya llevado a su novia y su hija contra su voluntad. Avala esta teoría la versión de la familia de las desaparecidas, que asegura que hallaron la freidora encendida con patatas preparadas para freír y una hamburguesa a medio hacer en la encimera de la cocina. Tampoco han echado en falta ropa, dinero ni otros efectos personales, aunque sí falta el bolso de Sandra.

Las dos desaparecidas residen en la barriada de Bellavista. El coche está aparcado en las inmediaciones del domicilio, lo que llama la atención de los familiares, puesto que Sandra solía realizar todos sus desplazamientos en el vehículo. Los parientes de las desaparecidas decidieron entrar en la casa el domingo, al comprobar que ni Sandra ni Lucía respondían a los mensajes de telefonía móvil ni a las llamadas desde el día anterior. El perfil de Whatsapp de la mujer desaparecida marca las dos y media de la tarde del sábado 16 como hora de la última conexión.

Estaba previsto que ese día la menor fuera recogida por su padre, que está separado de la madre, pero cuando este llegó no había nadie en el piso. La menor sufrió una lesión en el brazo tras una caída unos días antes y estaba escayolada, por lo que la madre había pedido a su ex marido que cambiaran un fin de semana para que la niña no forzara el brazo. Cuando fue a recogerla, el padre no halló rastro alguno de su ex mujer ni de su hija. Tampoco le respondió nadie a las llamadas que hizo y así se lo comunicó a la familia de ella. La madre y abuela de las desaparecidas, Josefa Raquel Capitán, fue quien presentó la denuncia por desaparición ante la Policía Nacional.

La familia está convencida de que no se trata de una desaparición voluntaria, ya que además Sandra solía estar en permanente contacto con su madre y solía avisarla cuando se iba a retrasar por algo. Los familiares distribuyeron este martes varias fotografías de la madre y la hija, y también se pusieron en contacto con la asociación SOS Desaparecidos, que dio difusión al caso a través de las redes sociales. En el cartel distribuido por esta entidad, se detalla que Sandra Capitán Capitán mide 1,75 metros, lleva el pelo largo, castaño y ondulado, y pesa aproximadamente 80 kilos. De la niña, Lucía Begines Capitán, recuerda que lleva el brazo escayolado. El teléfono móvil de Sandra está apagado desde el sábado. La niña tenía el lunes una cita médica para que le examinaran el brazo, pero no acudió a la misma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios