CCOO alerta de que la libertad horaria perjudicaría a los pequeños comercios

  • El sindicato atribuye a "intereses personales" el planteamiento de esta medida.

Comentarios 12

El "no" por anticipado. CCOO dio ayer la voz de alarma sobre la posibilidad de que en Sevilla se implantara la libertad del horario comercial, como va a ocurrir en Madrid, una medida que -según este sindicato- afectaría de forma negativa a los pequeños negocios en beneficio de las grandes superficies. El secretario de Políticas Sectoriales de CCOO, Carlos Aristu, considera que el debate sobre esta cuestión planteado por la federación provincial de comerciantes (Aprocom) responde a "intereses personales" y que no corresponde con las necesidades "reales" de los consumidores.

El anuncio de un estudio por parte de Aprocom para conocer la posición de los comerciantes sobre la libertad horaria -adelantado por Diario de Sevilla- ya ha tenido respuesta. El primer sindicato en pronunciarse ha sido CCOO, que considera "perjudicial" que una medida como la aprobada en Madrid se aplicara en Sevilla, ya que iría contra los intereses de los negocios familiares, los cuales sustentan la mayor parte de la actividad comercial sevillana.

Aristu, en este sentido, recuerda que los pequeños comercios pueden abrir cuando sus propietarios deseen, como viene establecido en la Ley de Comercio Interior andaluza, que concede este derecho a los establecimientos con una extensión menor a los 250 metros cuadrados. El secretario general de Políticas Sectoriales de CCOO defiende la vigencia de la citada normativa, ya que, a su juicio, "garantiza el equilibrio entre los diferentes formatos comerciales y conjuga el equilibrio entre los intereses entre el comercio y los consumidores". Por este motivo, recuerda que la propia Confederación Empresarial del Comercio de Andalucía firmó en octubre un manifiesto contra la liberalización de los horarios comerciales, junto a los sindicatos CCOO y UGT y las tres principales asociaciones de consumidores y usuarios andaluzas.

Este manifiesto es el que sirve a Aristu para criticar a Aprocom por abrir un debate sobre la posibilidad de aplicar esta medida, un intento que, en palabras del representante sindical, "debe responder más a intereses personales de algún dirigente que a la defensa de los intereses del comercio sevillano". Además, Aristu considera que este debate "no existe en la sociedad", para lo que se refiere a la barómetro elaborado por el CIS en abril, que reflejaba que el 87% de los españoles se sienten "poco o nada perjudicados con los horarios comerciales".

El dirigente sindical ha insistido en que la liberalización de los horarios propiciaría que las grandes empresas de distribución comercial "coparan cuotas de mercado a costa del cierre de pequeñas y medianas tiendas". La última decisión para permitir esta reforma la tiene la Junta de Andalucía, como ya hizo en 2009 para adelantar las rebajas de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios