El CSIF exige al SAS que suprima, al menos, a 50 equipos directivos

  • El sindicato de funcionarios cifra en un millón de euros el ahorro con esta medida

"Mientras los médicos, enfermeros y administrativos trabajan dos horas y media más a la semana, ganan menos y asumen más trabajo por la falta de sustitutos; el SAS no toca al elevado número de cargos directivos". Fernando Castelló, portavoz de Sanidad en el sindicato de funcionarios CSIF-Sevilla, describe con estas palabras el deterioro de las condiciones de trabajo y de la calidad asistencial en los centros de salud. Una situación marcada por los continuos recortes que ha llevado al CSIF a remitir una carta a la Delegación Provincial de Salud para exigir que los ajustes también se apliquen a los altos cargos: "Le solicitamos que recurra a las vías que estime oportunas para corregir el abuso en la creación de puestos directivos en la Atención Primaria de Sevilla que conllevará la contratación de profesionales y, por tanto, una mejor atención a los ciudadanos".

Según el CSIF, la falta de personal sanitario está provocando que "se registren días en los que la plantilla habitual en centros de salud se reduzca a la mitad, mientras no se ha tocado en absoluto a los equipos de dirección, tanto al director del centro de salud o a la unidad de gestión clínica o al coordinador de cuidados". Con ello, "se da la paradoja de directores que prácticamente se dedican a la gestión como es el caso de la unidad de gestión clínica de Camas; directores de unidades de gestión clínica en la que sólo existen diez trabajadores como en Isla Mayor; o directores que conviven a 50 metros de distancia como en los centros de Pino Montano A y B", añade la central de funcionarios.

Se trata de un exceso de altos cargos que lleva al CSIF a concluir que "se deben suprimir de manera urgente en una primera etapa a alrededor de 50 equipos de dirección de los más de cien que existen en la actualidad, la mayoría de ellos en el distrito sanitario Sevilla", entidad que se encarga de gestionar todos los centros de salud de la ciudad.

Castelló apunta que esta medida supondría un ahorro de un millón de euros al año y además permitiría invertir en contratos del personal que se dedica a la atención directa de los pacientes y que "tanta falta hacen en la mayoría de los centros de salud". La falta de sustitutos para cubrir las ausencias de profesionales motivadas por bajas, permisos y otras causas, ha provocado que consultas médicas no puedan abrir por las tardes, como ocurre en Santiponce.

Entre los trabajadores del SAS más afectados se encuentran los eventuales y concretamente los dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) de la Atención Primaria donde más de la mitad de la plantilla está sometida a contratos temporales desde hace años. Estos trabajadores protestan cada lunes en el distrito sanitario Sevilla, sito en el antiguo Hospital Militar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios