El Calvario denuncia la "falta de solidaridad" de la Macarena

  • La hermandad de San Gil está molesta por las formas y admite que pudo influir en el retraso la nutrida escolta policial de paisano por las amenazas contra el fajín

Comentarios 61

La Hermandad del Calvario, a dos meses de celebrar un cabildo de elecciones del que saldrá elegida la nueva junta de gobierno, ha denunciado por escrito la que entiende que ha sido una "falta de solidaridad" de la Macarena la pasada Madrugada, cuando la hermandad de San Gil dejó un total de 18 minutos de retraso sobre el horario oficial en la Campana y de 22 minutos en la Puerta de los Palos de la Catedral. El escrito del Calvario fue leído por el delegado de la Madrugada, Manuel Rodríguez, en la reunión de balance de la jornada que se celebró el miércoles, 16 de abril, en la sala de juntas de la sede del Consejo. Dos días antes, el lunes 14, la hermandad de la Magdalena hizo llegar el escrito a la Macarena, en cuyas oficinas fue entregado en mano sin previo aviso verbal a ningún dirigente de la cofradía. Las formas empleadas por la junta de gobierno del Calvario han causado especial malestar en la Macarena, donde se entiende que en ningún momento se ha procedido a dialogar antes de recurrir a la denuncia por escrito. Más aún ha irritado el hecho de que se le diera publicidad en la reunión celebrada en la sede del Consejo. La carta del Calvario es calificada de "antipática y dura" y con un efecto de "jarro de agua fría".

A dicha reunión asistieron todos los hermanos mayores menos el de la Macarena, Juan Ruiz, que se encontraba fuera de Sevilla. La corporación de San Gil estuvo representada por su teniente de hermano mayor, Manuel García, y por el diputado mayor de gobierno, César Gutiérrez. Ambos explicaron que aún están analizando las causas del retraso, expusieron que el paso de palio salió un cuarto de hora tarde para no tener que ir continuamente pegado al cuerpo de nazarenos y no sufrir tantos parones, pero admitieron que, en contra de lo previsto, resultó imposible recuperar el tiempo por la calle Feria, y recordaron que la Macarena no generaba un retraso considerable desde hacía 15 años. Según asistentes a la reunión, el propio García, para defender el espíritu solidario de su cofradía, recordó su experiencia como diputado mayor de gobierno en unos años en los que fue necesario entrar a golpe de tambor en la carrera oficial para cumplir los horarios. Evocó también sus dos salidas con túnica de la Macarena delante del Señor del Gran Poder -con motivo del 75 aniversario y del centenario de la Concordia-para explicar el contraste de velocidad entre una cofradía y otra. Dijo que los cinco nazarenos de la Macarena estaban sorprendidos al llegar a la Catedral sin bullas y con una sensación de tiempo mucho más breve que yendo en su cofradía.

La Macarena no se ha pronunciado al respecto, ni aún ha contestado por escrito a la carta de protesta del Calvario. En la hermandad no se ha querido aludir oficialmente a un hecho que se considera que ha podido contribuir a la dificultad del paso para avanzar, como ha sido el servicio especial de la Policía Nacional que fue delante del palio durante toda la noche. La hermandad solicitó antes de Semana Santa al jefe superior de la Policía Nacional, Enrique Álvarez Riestra, y al comisario provincial, Juan Rojo, una vigilancia con carácter extraordinario ante el elevado número de amenazas recibidas a cuenta del fajín de Queipo de Llano -que hace años que la Virgen de la Esperanza no luce y que, además, se encuentra en muy mal estado de conservación- y de las sepulturas del general y de su esposa en la basílica. La elevada presencia de estos agentes sin uniforme -provistos de chubasqueros con el emblema de la Policía Nacional por si habían de intervenir- sumada a las circunstancias ya citadas pudieron generar el retraso de 22 minutos acumulado en la Puerta de los Palos.

Otros hermanos mayores comentaron en la reunión que, en casos como los de la pasada Madrugada, hubiera sido "conveniente" que se hubiera reducido a la mitad el número de marchas interpretadas a la Macarena en la Campana. El del Gran Poder, Enrique Esquivias, refirió el parón de su cofradía en Zaragoza al no terminar de pasar la banda del palio de la Esperanza de Triana, cuyo diputado mayor de gobierno adujo que era ya imposible "arrollar" a los nazarenos para meter a los músicos en San Pablo. El hermano mayor de los Gitanos, Juan Miguel Ortega Ezpeleta, cuya cofradía dejó la Puerta de los Palos con 55 minutos de retraso, explicó que, una vez roto el horario oficial, ya no iba a someter a mayor presión a sus nazarenos. Y el del Silencio, Antonio Rodríguez Cordero -cuyo cortejo esperó 12 minutos en Lasso de la Vega a que pasara la Macarena- destacó que su cofradía no sólo cumplió los horarios, sino que dejó minutos a favor de la jornada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios