Caminos para llegar al lector

  • El Círculo Mercantil celebró ayer el Día Internacional del Libro con firmas y recitales

Comentarios 1

Los datos indican que cada vez se lee menos y peor, pero siempre habrá gente que tenga algo que decir a través de la literatura. Y, afortunadamente, quienes sientan la necesidad de leer. Clásicos, escritores superventas o aficionados que buscan caminos para llegar a los lectores. Para Agustín Pérez los escritores locales tienen un pequeño público en Sevilla "que está interesado en lo que se escribe, aunque lo que más salida tiene siempre es el regionalismo y los textos que tratan sobre la ciudad y sus tradiciones". Agustín, junto con otros escritores sevillanos, estuvo firmando ejemplares ayer en la celebración del Día Internacional del Libro organizada por el Círculo Mercantil e Industrial de la calle Sierpes.

"En Sevilla, últimamente, han surgido muchas editoriales pequeñas que permiten a los autores locales poder editar sus libros en condiciones, pero para llegar a los lectores hay que moverse mucho, la distribución es lo más complicado", explica Agustín. Joaquín Mariano, que se atrevió a escribir una continuación de La casa de Bernarda Alba, estrenada en Barcelona en el 2008, sabe que siendo un escritor local hay que participar en ferias y en recitales y ofrecer un espectáculo que "consiga que los lectores se identifiquen con la obra y quieran leerla". Para la mayoría de los escritores locales que participan activamente en asociaciones literarias, ferias y recitales, la literatura es algo más que una afición que no les permite vivir de ella.

Saray Pavón y Martín Lucía, dos jóvenes aficionados a la poesía de 24 años, acaban de editar sus primeros libros. De momento, han vendido entre 200 ó 300 ejemplares. "Se van vendiendo uno a uno participando en recitales, pero lo importante es que te lean", explican. "La gente que no sabe quién eres no van a ir a buscar tus libros, pero si te mueves y te das a conocer hay respuesta". Quizás por ser lo más jóvenes conocen mejor las posibilidades que les ofrecen las nuevas tecnologías para llegar a un público más amplio. Ambos tienen una página web y editan un blogcon el que se relacionan con otros escritores y que les permite tener más lectores. Además, también realizan montajes audiovisuales recitando sus poemas que distribuyen a través del portal Youtube.

Ayer, durante la celebración del Día Internacional del Libro en el Círculo Mercantil, participaron escritores como Nicolás Salas, Juan Sánchez Gallego o Emilio Carrillo Benito. Desde las 11:00 hasta las 21:00, se sucedieron recitales de poesía, tertulias literarias y firmas de libros, además de la interpretación de un fragmento de la obra Clark Gable, ¡qué hombre!, de Carlos Llopis.

Miembros de la asociación Farenheit 451 (Las Personas Libro) deSevilla recitaron fragmentos aprendidos de memoria de diferentes libros. En este sentido, se dieron la mano autores y obras tan diversas como Bukowski y Manolito Gafotas, Cervantes o un fragmento de un texto de Mozart en el que reflexiona sobre la composición. Esperanza García Guerrero, responsable del proyecto, explica que al igual que en la película de ciencia ficción del mismo nombre algunos personajes se aprendían libros de memoria, en un mundo en el que la literatura está prohibida, ellos se aprenden los fragmento de los libros que más les han llegado por cualquier motivo, "sin ninguna heroicidad, en un mundo en el que la tecnología está acaparando el terreno de la literatura". Este año ha sido la segunda vez que el Círculo Mercantil celebra el Día del Libro. Según anunció el delegado de Actividades de Cultura de la institución, Práxeles Sánchez Vicente, "queremos que esta celebración se repita todos los años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios