Cáritas y la Fundación Persán lanzan un proyecto de ropa usada

  • La recogida de prendas desechadas a través de 35 contenedores permitirá crear cuatro puestos para personas en riesgo

Cáritas Diocesana de Sevilla ha lanzado un ambicioso proyecto de reciclaje de ropa usada con fines solidarios, con la colaboración de la Fundación Persán, que ha aportado casi el 50% de una inversión de más de 100.000 euros, concretamente 45.000 euros. El proyecto consiste en la recogida de ropa usada a través de 35 contenedores que estarán colocados en parroquias, centros docentes y empresas en la ciudad y en varios puntos del área metropolitana.

Las prendas que se recojan serán almacenadas hasta su traslado a las dos plantas de tratamiento con las que cuenta Cáritas, en Valencia y Bilbao. Tras un proceso de higienización de las prendas, en estas plantas se realiza una selección de aquella ropa reutilizable para su reparto, en el ámbito nacional, por los roperos y tiendas de la ONG católica, con fines solidarios. "La ropa que no sea reutilizable será destruida y la fibra se venderá. Estos fondos serán destinados a financiar proyectos de Cáritas", explicó ayer Mariano Pérez de Ayala, director de Cáritas Diocesana de Sevilla. Según datos de esta ONG, el 80% de la ropa usada suele estar en las condiciones necesarias para su reutilización.

En principio, este proyecto permitirá dar empleo en Sevilla a cuatro personas en riesgo de exclusión social, una cifra que irá incrementándose a medida que el proyecto crezca, según explicaron ayer sus promotores.

"Desde la Fundación Persán siempre colocamos el foco en la creación de empleo con acciones de fines sociales", explicó la presidenta de la Fundación, Concha Yoldi, quien avanzó que este proyecto de ropa usada nace con "aspiraciones ambiciosas", de modo que "a medida que vaya creciendo ser irán aumentando los puestos de trabajo". En provincias donde Cáritas tiene más experiencia en este proyecto la plantilla de trabajadores supera los cien puestos de trabajo. En este sentido, Concha Yoldi apeló a la solidaridad de los sevillanos y de los andaluces para que este proyecto crezca en la comunidad. De momento, en el ámbito andaluz, hay contenedores de ropa usada en Córdoba; ahora comienzan a funcionar en Sevilla y en Almería; y próximamente se instalarán en Jerez.

En Sevilla los contenedores ya están instalados en 23 parroquias y colegios: Nuestra Señora de Los Remedios, San Juan Bosco, Nuestra Señora de la Milagrosa, Santísimo Redentor, Nuestra Señora de los Ángeles y Santa Ángela, San José y Santa María, Sagrado Corazón, Nuestra Señora de la Oliva, San Diego de Alcalá, San Jerónimo, San Lucas Evangelista, San Antonio María Claret, Divina Pastora, San Felipe Neri, La Resurrección del Señor, San José Obrero, San Isidro Labrador, Nuestra Señora de las Veredas, San Bernardo, Centro Arrupe, Colegio Santo Ángel, Colegio San Fernando (Maristas) y Juan XIII. La web www.caritas-sevilla.org ofrece información sobre los puntos pendientes e infomación sobre el proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios