La hija de Carmen Fernández lleva presa un año en América

  • Sara no ha reclamado aún su parte de la herencia de 1,7 millones

Comentarios 3

La hija de 17 años de Carmen Fernández, que debe recibir la indemnización de 1,7 millones de euros otorgada a su madre por la retirada irregular de sus hijos, está presa desde mayo de 2007 en un centro de reforma de menores de la República Dominicana.

María del Mar Arredondo, abogada de los padres de acogida de Iván y Sara en Dos Hermanas, dijo ayer que la joven, que cumplió 17 años en febrero pasado, desea regresar a España y cumplir aquí la condena que le corresponda, pero los trámites durarán al menos un año. La muchacha, su hermano Iván, ahora de 16 años, y dos hijos que tuvo Carmen de una relación anterior deben repartirse los 1,7 millones de euros concedidos por los tribunales a su madre, fallecida en diciembre pasado, como indemnización por la retirada irregular de la tutela de sus hijos por parte de la Junta de Andalucía en 1996.

En septiembre de 2004, Sara abandonó voluntariamente a sus padres de acogida y se trasladó a Madrid a vivir con su madre, que la emancipó hace unos meses, ha explicado Arredondo. La letrada desconoce las causas por las que fue detenida la niña, pero ha informado a Efe de que en enero pasado su hermano recibió una carta desde la República Dominicana en la que Sara le explicaba su reclusión.

Pese a haberse instalado en Madrid, Sara hablaba a menudo por teléfono con su hermano y en la Semana Santa de 2007 estuvo en Sevilla con sus anteriores padres de acogida. A partir de junio de 2007 perdieron todo contacto con ella, ya que dejó de contestar al teléfono móvil, ha añadido la letrada, que ha precisado que también resultaron inútiles los intentos de contactar con ella a través de otros conocidos.

Arredondo atribuyó a esta situación el que Sara no se haya personado en el procedimiento para el reparto de la herencia.

Los herederos de Carmen Fernández pueden cobrar esa cantidad desde que el Tribunal Constitucional desestimó, a principios de febrero, el recurso de la Junta contra el fallo que la condenó a pagar 1,7 millones de euros a la mujer.

Iván, al ser menor de edad, sólo puede personarse a través del matrimonio que lo acoge, que en la actualidad realiza los trámites para ser declarados tutores legales.

La Junta de Andalucía retiró a Carmen sus hijos Sara e Iván en 1996, cuando tenían 4 y 5 años, porque sufría alcoholismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios