De la Casa Pilatos a la Cruz del Campo

  • Prioste de la Pía UniónEste año cumple medio siglo en la priostía de la Pía Unión, la hermandad que ha hecho posible la recuperación del templete de la Cruz del Campo. Toda su vida en la casa de Pilatos, cuya titular, la duquesa de Medinaceli, es presidenta de la Pía Unión

Este año cumple sus bodas de oro en la priostía de la Pía Unión, curiosa hermandad de hermandades de la que son miembros natos los hermanos mayores de la Semana Santa de Sevilla. La vida de Rafael Cabello Atienza, sevillano de 1934, año de la revolución de Asturias, está ligada a la Casa de Pilatos, punto de partida del Vía Crucis que en 1521 fundó el alcalde mayor de Sevilla don Fadrique Enríquez de Ribera. "He contado los catorce azulejos desde la Casa de Pilatos hasta el templete de la Cruz del Campo y no falta ninguno", dice Rafael. Este hombre de origen humilde simboliza esa íntima unión que Sevilla sabe establecer entre sus lados nobiliario y popular. Comparte tarea en la Pía Unión con su presidenta, la duquesa de Medinaceli, viuda de Rafael Medina, padre de los duques de Feria y de Segorbe que con domicilio en Pilatos llegó a ser alcalde de Sevilla. Cabello fue invitado de excepción en la reinauguración del templete de la Cruz del Campo, desembocadura del Vía Crucis que se hace el primer viernes de marzo. Cruz del Campo. "Mi primera cerveza la tomé en La Raza, donde estuvo la portada de la Exposición del 29", dice Cabello. Restaura escayolas en Pilatos. Conoce la ubicación precisa de los catorce azulejos del Vía Crucis y no pierde la esperanza de que se coloque el décimo quinto, el de la Resurrección. Pese a convivir con la "palangana" de Pilatos, el prioste es bético.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios