La Catedral y el Alcázar suman ya cuatro meses de repunte turístico

  • El aumento del visitantes en el mes de abril en el recinto palaciego fue del 8,3% y en el templo metropolitano, del 3,4%, pese a que en Semana Santa tiene que reducir los horarios de apertura.

Comentarios 2

Un gran abril en los dos principales atractivos turísticos de la ciudad, en los dos grandes medidores del sector en la capital. El Real Alcázar y la Catedral sumaron el cuarto mes consecutivo de aumento de visitantes, lo que supone un gran arranque de año después de períodos en los que la crisis se notó de forma importante con consecuencias directas en los presupuestos de ambos monumentos. El Alcázar, dirigido por un patronato municipal, registró un 8,32% más de turistas en abril al pasar de los 142.634 visitantes de 2013 a los 155.570 de este año. La subida en la Catedral fue del 3,43%, de los 157.160 del pasado año a los 162.749 visitantes del pasado mes. El aumento de la Catedral tiene especial importancia si se tiene en cuenta que en Semana Santa se reducen las horas de apertura del templo metropolitano a la denominada visita cultural como consecuencias de los actos litúrgicos y del paso de las cofradías.

El total de visitas registradas en la Catedral en el año 2013 fue de 1.301.935 personas, apenas un 1,78% menos que en el año 2012. A pesar de que el año 2013 se cerró con una cifra negativa, lo más destacado es que fue mucho menor de la inicialmente prevista por el Cabildo Catedral, que cuando realizó el presupuesto de gasto e ingresos calculó una merma de visitantes de en torno al 8%. Entre enero y junio de 2013 la Catedral perdió una media de 3.500 turistas al mes, lo que menguaba la recaudación con la que se financian muchas de las obras de conservación del templo. La pérdida global de los seis primeros meses del año fue del 6%, algo menos de las previsiones negativas del Cabildo, y un registro que continuaba con la tendencia negativa del año anterior, cuando se contabilizaron también un 8% menos de visitantes.

Hasta hace pocos meses se daba la curiosa circunstancia de que Sevilla ganaba turistas, pero no así sus dos grandes monumentos, que llegaron a sufrir verdaderas sangrías que ponían en jaque sus previsiones económicas. El sector explicaba entonces esta paradoja asegurando que la ciudad estaba captando visitantes por segunda y tercera vez, por lo que se trataba de personas que ya habían conocido la Catedral y el Alcázar en su primera estancia y preferían ahora disfrutar de otros atractivos menos tradicionales y, además, que fueran de un acceso más económico, pues no se olvide que la visita a los dos principales monumentos de la ciudad es de pago para la mayoría de los visitantes.

La Catedral se autofinancia gracias al turismo, por lo que el seguimiento de los balances de visitantes mes a mes es una tarea clave para el Cabildo para ir realizando las previsiones de obras y restauraciones. Los visitantes, al pagar la entrada, contribuyen a costear el programa de mantenimiento del templo metropolitano e, incluso, el Cabildo ingresa lo suficiente como para promover obras sociales y transferir una cantidad anual a la Diócesis. No se olvide que mantener a punto la Catedral cuesta una media de 700.000 euros mensuales.

El Alcázar no sólo se autofinancia igualmente, sino que sus ingresos también hacen posible las obras de conservación de las Casas Consistoriales, el edificio noble del Ayuntamiento en la Plaza Nueva. El Patronato del Alcázar asumió esta nueva competencia tras una polémica reforma de sus estatutos promovida en el tercer mandato como alcalde del socialista Sánchez Monteseirín, un cambio que motivó varias dimisiones en el patronato.

El horario del Real Alcázar de abril a septiembre es de lunes a domingo, de 09:30 a 19:00. La entrada general cuesta 9,50 euros. La entrada especial para el denominado Cuarto Alto, 4,50 euros. La entrada para jubilados y para estudiantes de 17 a 25 años, 2 euros (acreditándolo en taquilla). La entrada para discapacitados, menores de 16 años y para los nacidos o residentes en Sevilla capital es gratuita. La entrada es gratuita para todos los públicos los lunes de 18:00 a 19:00 de abril a septiembre y de 16:00 a 17:00. de octubre a marzo. El aforo máximo del monumento es de 750 personas.

La entrada general a la Catedral es de 8 euros. La reducida, para pensionistas y estudiantes de hasta 25 años, se vende a 4 euros. La entrada es gratuita para naturales o residentes en la diócesis de Sevilla, menores de hasta 14 años acompañados por un adulto, discapacitados con grado superior al 65% y desempleados. El horario de apertura del templo es los lunes, de 11:00 a 15:30 (de 16:30 a 18:00 visita audioguiada gratuita con reserva anticipada) y de martes a sábado, de 11:00 a 17:00. Los domingos, de 14:30 a 18:00.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios