Cazado un conductor a 174 kilómetros por hora en una vía de 90

  • El coche circulaba por la carretera A-351, que une Osuna y Écija, en un tramo considerado especialmente peligroso

Comentarios 4

El helicóptero de la Dirección General de Tráfico (DGT), equipado con el radar Pegasus, ha cazado a un conductor circulando a 174 kilómetros por hora en la carretera A-351, que conecta las ciudades de Écija y Osuna. Esta carretera convencional, de un carril por sentido, tiene un límite de velocidad establecido en 90 kilómetros por hora. La DGT ha remitido las imágenes grabadas por el helicóptero a la Fiscalía para que estudie si los hechos pueden ser constitutivos de un delito contra la seguridad vial. La infracción se registró el pasado 19 de marzo, pasadas las doce y media de la mañana.

Según informó ayer la DGT, el tramo en el que se ha registrado la infracción es uno de los identifcados como especialmente peligrosos, en los que Tráfico está intensificando la vigilancia con el objetivo de reducir la siniestralidad en estas vías interurbanas. El pasado 28 de febrero, en esta misma carretera se registró un accidente mortal, con una persona fallecida, otra herida grave y tres más heridas leve. El coche en el que viajaban, con matrícula francesa, se salió de la vía a la altura del kilómetro 4.

El conductor cazado a 174 kilómetros por hora se enfrenta a una multa de hasta 600 euros y a la pérdida de entre dos y seis puntos del carné de conducir. Además, puede ser acusado de un delito castigado con penas de prisión de tres a seis meses, de multas de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, así como al derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores en un periodo de entre uno y cuatro años. El Código Penal califica como delito el exceso de velocidad si se produce en sesenta kilómetros por hora más de la velocidad permitida en vías urbanas, o en ochenta kilómetros por hora en vías interurbanas, como es el caso del conductor captado por el radar Pegasus. 

La DGT recordó ayer que los límites de velocidad establecidos para los distintos vehículos y vías siguen sin respetarse por la totalidad de los conductores, en especial por los españoles. Según el informe Sartre 3, los españoles superan la media europea de conductores que afirman circular por encima de los límites de velocidad establecidos en los distintos tipos de carreteras. El 37% de los españoles admite superar los máximos permitidos en autopista.

Tráfico apunta que la velocidad es uno de los factores fundamentales que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente, de ahí la importancia de controlar de forma efectiva la velocidad a la que se circula. En las carreteras convencionales españolas fallecieron el año pasado casi 900 personas. Ocho de cada diez víctimas mortales en las carreteras españolas murieron en este tipo de vías. Por ello, Tráfico lleva meses centrando su vigilancia en estas carreteras, reubicando radares que antes estaban en autovías o autopistas en carreteras convencionales o realizando campañas especiales de vigilancia.


Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios