Cerca del 94% de los estudiantes sevillanos aprueban la Selectividad

  • Los alumnos aptos aumentan casi tres puntos con respecto a junio de 2015. Dos estudiantes del IES Politécnico y del Colegio Santa Ana obtienen las calificaciones más altas.

Comentarios 2

El 93,8% de los estudiantes sevillanos que se presentaron la pasada semana a la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) han aprobado el examen, según datos de la Universidad de Sevilla y la Universidad Pablo de Olavide, las dos sedes académicas en las que se realizó la prueba. Se trata de 2,7 puntos porcentuales más que en la convocatoria de junio de 2015. Una alumna del Colegio Santa Ana y un estudiante del IES Politécnico han obtenido las notas más altas, un 9,95 y un 9,93 respectivamente.

De los 7.378 estudiantes que se examinaron en la Hispalense a la fase general y a la general y específica, 6.878 han superado la prueba. A esta cifra hay que sumar los 1.768 jóvenes que se presentaron sólo a la fase específica. Se trata del 93,6% del total, un 2,37% más de aprobados que el pasado año. En cuanto a las calificaciones, la nota media de los alumnos de la prueba completa ha sido de 7,23, mientras que la de aquellos que sólo se presentaron a la fase general ha sido de 6,552, una nota similar, en ambos casos, a la obtenida en la convocatoria de junio de 2015.

Miguel Ibáñez García, alumno del Instituto de Educación Secundaria Politécnico de Sevilla y vecino de Gelves, ha obtenido la nota global más alta, un 13,93 sobre 14 (9,93 sin sumar la fase específica). Su objetivo es estudiar el próximo curso el doble grado de Física y Matemáticas de la Universidad de Sevilla, la titulación con la calificación más alta de Andalucía. El pasado año la nota de corte fue un 13,445 (convocatoria de julio). "Quiero estudiar el doble grado de Física y Matemáticas desde 4º de ESO, cuando una profesora me habló de ella y me recomendó que la estudiara dadas mis buenas notas en Matemáticas", explica. 

El joven reconoce que no ha sido fácil ir y venir todos los días durante dos años desde Gelves, donde reside, hasta Sevilla para estudiar. "Como el único instituto de Gelves no tiene Bachillerato, el Ayuntamiento nos financiaba los viajes en autobús hasta Sevilla", aclara este estudiante de Bachillerato Tecnológico. "No me arrepiento en absoluto del esfuerzo. Venir a Sevilla a estudiar me ha abierto la mente y me ha ayudado a desenvolverme". Miguel Ibáñez admite que le gustaría dedicarse a la docencia, aunque tampoco descarta la investigación si consiguiera entrar en "algún laboratorio importante europeo".

Si se tiene en cuenta sólo la convocatoria ordinaria, sin sumar las calificaciones de la fase específica, la nota más alta corresponde a una estudiante del Colegio Santa Ana de Sevilla, Pilar Vizcaíno Velázquez, con un 9,95. Su "vocación" es estudiar Medicina, algo que anhela "desde pequeña", y, después, optar a la especialidad de Pediatría. Para ello cuenta con una nota total de 13,90 sobre 14, al sumar sus calificaciones de la fase específica. "No me esperaba para nada sacar una nota tan alta. Mi objetivo era sacar lo mínimo para entrar en Medicina en Sevilla porque no quiero irme fuera. El año pasado la nota de corte de esta carrera se quedó en un 12,5", comenta la sevillana, que ha realizado todos sus estudios, "desde Preescolar", en el Colegio Santa Ana, en Los Remedios. "Tengo claro que a lo mejor no consigo trabajar en Sevilla, y si me tengo que ir me iré, pero lo voy a intentar al máximo y por lo menos estudiar sí quiero hacerlo aquí".

La joven agradece a sus profesores la formación recibida: "Nos han preparado muy bien, en mi colegio hemos aprobado el 100%. Mis profesores han sido imprescindibles para lo que he conseguido". Ésta admite que, pese a tener una nota media en Bachillerato de 10, fue a la Selectividad con "mucho miedo": "Soy muy exigente conmigo misma", confiesa.

Tanto Pilar Vizcaíno como Miguel Ibáñez realizaron la Selectividad en una de las doce sedes de la Universidad de Sevilla. Fuentes de esta institución resaltan que entre las 100 mejores calificaciones obtenidas en esta institución existe una variación de sólo cuatro décimas (9,95-9,55).

En el caso de la Universidad Pablo de Olavide, la alumna con la nota más alta ha sido Paula Macías Pardo, del IES Juan de Mairena, en Mairena del Aljarafe, con un 13,855. Y Beatriz González González, del Colegio Alberto Duero, ha alcanzado la calificación más alta contabilizando sólo la fase general, un 9,87.

En esta sede han aprobado 932 de los 978 estudiantes de 24 centros de Enseñanza Secundaria que se presentaron a la fase general y a la fase específica, lo que representa el 95,3%, 5,5 puntos porcentuales más que el pasado año, cuando aprobó el 89,78%. Además, 55 jóvenes se presentaron únicamente a la fase general y otros 200 sólo a la fase específica.

Paula Macías se enteró de su buena nota nada más despertarse, cuando sus profesores le enviaron un mensaje de texto al móvil dándole la enhorabuena por su calificación. "En Selectividad estaba bastante nerviosa pero una vez que hice el primer examen y vi que era asequible, que podía hacerlo, me tranquilicé", comenta la joven, que también quiere estudiar la doble titulación de Física y Matemáticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios