Comerciantes de la Encarnación exigen saber cómo será el nuevo mercado

  • Temen que los puestos no respondan a sus necesidades y se vean abocados al cierre

Los comerciantes de la Encarnación denuncian en una nota pública la falta de información que sufren acerca del futuro de su negocio dentro del mercado. Aseguran no conocer cómo serán sus nuevos puestos, ni el tamaño de los mismos, ni los materiales que se emplearán para su construcción, ni la ubicación ni tan siquiera si tendrán o no capacidad para poder almacenar su mercancía, ya que la primera propuesta de puestos triangulares y metálicos fue desestimada por parte de los comerciantes en mayo 2007. Es decir, aún no conocen si en el nuevo mercado su puesto será o no rentable. Todo esto -denuncian- después de 35 años de promesas, que es el tiempo que el mercado lleva funcionando de forma "provisional" en las actuales instalaciones, que carecen de seguridad, espacio, luz y, en definitiva, de los servicios que debería tener un mercado situado en el corazón de la ciudad, según señalan. Y, tras esta larga espera, los comerciantes se consideran aislados. Critican que no se ha contado con su opinión para un proyecto que -insisten- repercute directamente en su futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios