Tribunales

Condenado a 20 años en un psiquiátrico por matar a su madre

  • El acusado sufre esquizofrenia paranoide y se encontraba bajo una "una alucinación auditiva" durante los hechos.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a 20 años de internamiento en un centro psiquiátrico penitenciario a un joven de 33 años de edad, identificado como Luis Javier F.B., que mató a su madre cuando "se encontraba bajo una alucinación auditiva" propia de la esquizofrenia paranoide que sufría, y que le hacía escuchar voces. 

La sentencia, considera probado que los hechos tuvieron lugar entre las 2:30 y las 4:30 horas del día 30 de septiembre de 2010, cuando, tras regresar al domicilio familiar ubicado en el número 17 de la calle Rico Cejudo en el que residía junto a su madre, cogió un cuchillo de cocina de 25 centímetros de longitud y se dirigió al dormitorio de su progenitora, M.T.A.. 

De este modo, y aprovechando que su madre se encontraba recostada en un sillón, "sin mediar palabra" le asestó varias puñaladas en el tórax, una de las cuales le causó una lesión de la arteria aorta de carácter irreversible con taponamiento cardiaco que le provocó la muerte. En el momento de provocar los hechos, el imputado se encontraba bajo una "alucinación auditiva" que le provocó una anulación de sus facultades volitivas e intelectivas. 

Este caso se iba a juzgar en los próximos meses ante un jurado popular, pero el pasado día 30 de noviembre se celebró una comparecencia en la que el imputado aceptó los hechos y mostró su conformidad con el escrito de acusación de la Fiscalía, así como con las penas que le solicitaba, no considerando necesaria la celebración del juicio e interesando que se dictara sentencia en los términos pedidos por la acusación. 

Así, la Audiencia Provincial lo condena a 20 años de internamiento en un centro psiquiátrico penitenciario -donde se encuentra desde que ocurrieron los hechos-, una medida "que resulta procedente a la vista de la peligrosidad puesta de manifiesto por el acusado, dado que en los informes médicos se pone de manifiesto que padece una esquizofrenia paranoide crónica, siendo de destacar una descarga de violencia desmesurada y desproporcionada para con su madre y la indiferencia afectiva respecto al resultado de su conducta".

Además, lo condena a indemnizar con 48.400 euros a cada una de las cuatro hijas de la víctima. Inicialmente, el Ministerio Público le había imputado un delito de asesinato, del que la Audiencia Provincial lo absuelve por concurrir en el mismo la circunstancia de exención de la responsabilidad criminal de alteración psíquica por esquizofrenia paranoide. 

Un vecino de la víctima, Ramón Sánchez, ya aseguró cuando se produjo el crimen que fue el presunto parricida el que dio aviso a la Policía Nacional, tal vez, dijo, "porque se dio cuenta de lo que había hecho tras un momento de locura en el que no sería responsable de sus actos y una vez que vio a su madre en el suelo o donde la haya matado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios