Condenado por golpear a dos agentes que evitaban que se tragara una bolsa con droga

  • Le fueron intervenidas 18 papelinas de cocaína con un peso total de 1.088 miligramos, y 13 envoltorios de heroína

Comentarios 1

Un hombre ha sido condenado a un año y seis meses de prisión y a pagar una multa de 310 euros después de golpear a dos policías que intentaban evitar que se tragase una bolsa con droga, heroína y cocaína, que portaba con intención de venderla. 

Según la Sentencia de la Audiencia Provincial de Sevilla ha tenido acceso, además de este, se le imputan a Rafael B.B. otro delito de atentado y dos faltas de lesiones por agredir a dos agentes de policía nacional cuando trataban de interceptarle la droga que este portaba en el interior de su calcetín. 

El imputado destinaba parte de la droga que portaba a la venta al público, razón por la cual se le imputa un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño a la salud, siendo la cocaína y la heroína sustancias consideradas como gravemente nocivas para la salud.

Los hechos ocurrieron el pasado 23 de octubre de 2010, cuando el acusado fue parado por dos agentes de la policía nacional cuando este viajaba en una bicicleta al sospechar estos de que el detenido vendía sustancias estupefacientes. Cuando el procesado trató de tragarse la bolsa que contenía la droga, los agentes intentaron impedírselo, tras lo que el acusado perdió los nervios y comenzó a dar patadas y puñetazos a los agentes, quienes sufrieron varias lesiones y algunos daños materiales.  

En total, le fueron intervenidas 18 papelinas de cocaína con un peso total de 1.088 miligramos, y 13 envoltorios de heroína con un peso total de 792 miligramos. El valor de la droga obtenida asciende a 310 euros y, según especifica la sentencia de la Audiencia Provincial, "queda acreditado que el acusado tenía parte de la sustancia intervenida destinada a su venta".

En los delitos que se le imputan incurre la circunstancia atenuante de que el acusado es consumidor habitual de estupefacientes. Así lo determina el informe médico emitido tras su detención donde se alude a su "condición de drogodependiente", lo que "provoca una leve limitación de sus facultades volitivas e intelectivas". 

Por otro lado, la Audiencia Provincial tiene en cuenta el agravante de reincidencia, ya que el detenido fue condenado en 2008 como autor de un delito de atentado a la pena de ocho meses de prisión.    

Por todo ello, ha condenado al acusado como responsable de un delito contra la salud pública, de un delito de atentado y dos faltas de lesiones, en los cuales concurre la atenuante de drogadicción y, respecto al delito de atentado, la agravante de reincidencia. 

Por el delito contra la salud pública, la Audiencia lo condena a un año y seis meses de prisión y al pago de una multa de 310 euros; por el delito de atentado la pena de un año de prisión, y, por cada una de las faltas de lesiones, un mes de multa con una cuota diaria de tres euros. Además, deberá indemnizar a uno de los agentes en 260 euros por las lesiones y, al otro, en la misma suma por las lesiones y en 110 euros por los daños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios