Condenado a 15 años de internamiento por matar a su padre a palos

  • El acusado utilizó una muleta para golpear a la víctima, que falleció tres días después

La Audiencia Provincial de Sevilla ha absuelto de un delito de homicidio a un individuo de 45 años, identificado mediante las iniciales J. A. G. S., que mató a su padre de 70 años propinándole muletazos en la cabeza, aunque le impone 15 años de internamiento en un centro psiquiátrico. El juez aprecia la eximente completa de enajenación mental.

La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, considera probado que sobre las 23.00 horas del 17 de julio de 2007, el imputado "mantuvo una fuerte discusión con su padre, cuya identidad responde a las iniciales M. G. R., a quien previamente había amenazado.

El magistrado explica que durante dicha disputa, el ahora condenado utilizó un palo de unos 80 centímetros de longitud que "solía usar como muleta" y "le golpeó el cráneo", lo que provocó que la víctima cayera al suelo, "donde continuó su acción agresiva con golpes en todo el cuerpo", de manera que le causó "grave traumatismo craneoencefálico y múltiples fracturas costales".

Según la sentencia, el agredido quedó "exánime" en el suelo, mientras el inculpado lo contemplaba "bebiéndose una cerveza". Este hombre falleció tres días después a causa de las heridas sufridas.

El juez ha absuelto al acusado teniendo en cuenta que éste sufrió a los 15 años un grave accidente de tráfico que motivó una intervención neuroquirúrgica en ambos hemisferios cerebrales y, como secuela, una paralización parcial de su cuerpo.

"Alcohólico cronificado, padecía a la sazón la adicción a sustancias estupefacientes sufriendo periódicamente episodios epilépticos, con convulsiones y pérdida de conocimiento", reza la sentencia, que agrega que el procesado era un "individuo desincentivado y sin proyección vital que nunca fue tratado psiquiátricamente".

Por todo ello, el magistrado ha estimado que tales padecimientos unido al estado de embriaguez que presentaba el inculpado "anularon totalmente sus capacidades volitivas e intelectuales al ejecutar el hecho". El juicio con jurado no llegó a celebrarse porque el acusado aceptó los cargos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios