El Consejo reclama seguridad también fuera de la carrera oficial

  • Adolfo Arenas insta al Ayuntamiento a hacer un estudio técnico completo tras conocer el informe jurídico que evidencia carencias suficientes para no dar licencia

Seguridad sí, pero no sólo en la carrera oficial. El Consejo de Cofradías reclamó ayer al Ayuntamiento que se preocupe también por aumentar y mejorar las medidas de protección existentes en el entorno del recorrido acotado de las cofradías y no sólo se limite a eliminar sillas para adaptar la carrera a las normas de seguridad para espectáculos públicos vigente desde el año 1982.

Tras conocer el informe del secretario del Ayuntamiento, publicado ayer por este periódico, en el que se deja claro que el Consistorio no puede seguir amparando el modelo actual carrera oficial por las deficiencias de seguridad del recorrido y las carencias del proyecto de montaje presentado para 2009 por el Consejo de Hermandades, el presidente de la institución, Adolfo Arenas, señaló que las cofradías "están por la seguridad", pero dentro y fuera del recorrido oficial. Arenas denunció que en los aproximadamente 60 años que tiene la carrera oficial nunca ha deparado ningún problema de seguridad: "Siempre que ha pasado algo ha sido en el entorno, es decir, en la parte de afuera, y eso escapa a nuestro control. Habría, por tanto, que mejorar la seguridad en general y no sólo en lo que nos concierne a nosotros".

Tras leer el informe del Ayuntamiento, que impediría que se le concediera la autorización al Consejo para montar las sillas para la Semana Santa de 2010, Arenas planteó una reflexión: "¿Qué quiere decir esto? ¿Todos los ayuntamientos anteriores que nos han dado autorización, en las mismas condiciones, han cometido prevaricación? Yo creo que no. Antes no se ha aplicado esta norma, con buen criterio, porque no es aplicable a nuestro caso y así lo han entendido siempre".

Arenas, abogado de profesión, insistió en que el quid de la cuestión es que la normativa autonómica sobre espectáculos públicos de 1982 no es aplicable a las cofradías de Semana Santa: "En el anexo del reglamento se explica en que situaciones se puede aplicar y no recoge nada sobre la carrera oficial o algo que se le parezca". Se trataría de una ley, según Arenas, que permitiría a la autoridad estatal, autonómica y local, hacer normas de cumplimiento específico, como sucede con las ordenanzas de la Feria: "Además, la propia ley se califica como supletoria". Arenas fue más allá y denunció que en Sevilla hay habitualmente muchos actos que no cumplen con las normas de seguridad exigibles.

El presidente dejó claro que harán "lo que sea" para mejorar la seguridad, pero, al mismo tiempo, pidió un estudio técnico que incluya también el entorno: "Quitar sillas no garantiza la protección. Nosotros tenemos hechos algunos deberes, pero subir la escalera de la seguridad de un golpe es una barbaridad. Las prisas no nos pueden conducir a un buen camino".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios