El Consistorio abonará 23 millones en 2008 por los gastos de los créditos

  • El Gobierno de PSOE e IU destinará el próximo año para el pago de la deuda un montante similar al que dedica para Economía y Empleo y Parques · El PP calcula la deuda real en 690 millones

El Ayuntamiento de Sevilla encarará 2008 con una situación financiera oficial menos asfixiante que el año que ahora acaba, donde la sombra de una auditoría exterior y de la intervención de las cuentas por parte de la propia Junta de Andalucía dado el nivel de endeudamiento se situaba a sólo dos puntos porcentuales del máximo permitido por ley. El próximo ejercicio ese peligroso listón estará a quince puntos, lo que no implica necesariamente que la deuda sea menor, sino todo lo contrario. Sólo los gastos anuales derivados de la deuda que deberá asumir el gobierno en 2008 suman más de 23 millones, casi tanto como el presupuesto completo de la Delegación de Economía y Empleo o el de Parques y Jardines.

La deuda real calculada por el Partido Popular partiendo de los datos aportados por el gobierno y de la deuda viva de las empresas municipales que han podido recabar ascenderá en 2008 a 690 millones de euros, o lo que es lo mismo, por encima de todo el presupuesto anual de ingresos de la corporación municipal, cifrada en 688 millones de euros.

El portavoz del PP, Juan Ignacio Zoido, precisó que la deuda viva reconocida por el Consistorio a partir de los débitos de la corporación y las dos empresas deficitarias -Tussam y Lipasam- rondará en 2008 los 595 millones de euros, dato que la oposición ha completado con la deuda viva que generarán Emasesa, Emvisesa, Mercasevilla, Sevilla Global y Aussa, entre otras, que elevan la deuda real al techo de los 690 millones. Este dato, según el PP, prueba que los presupuestos presentados por el gobierno son "irreales" y "falsos", no sólo porque con esta cifra se estaría mucho más cerca del límite máximo de endeudamiento permitido por la Junta que el oficial (95,7 por ciento sobre 110 por ciento), sino por "la manipulación financiera" que de las cuentas ha realizado el ejecutivo local para ocultar una situación que roza la quiebra económica.

Así se pronunció el responsable económico del grupo municipal del PP, Gregorio Serrano, que justificó las acusaciones de un modo simple y directo. La deuda viva oficial ha pasado de 599 millones en 2007 a 595 millones para 2008, mientras que los ingresos corrientes liquidados de corporación más empresas en 2007 fueron 557 millones de euros y los previstos para el próximo año suman 610 millones. "¿Baja la deuda? No, apenas un 1 por ciento; lo que baja es la ratio para calcular el nivel de endeudamiento con el máximo permitido a costa de aumentar los ingresos. El PSOE maquilla así sus cuentas, haciendo el cálculo con más ingresos que, por cierto, provienen de una subida escalonada de los impuestos locales", sostuvo Serrano.

Sin ir más lejos, los gastos financieros derivados de la deuda municipal que se deberán afrontar en 2008 suman 23 millones de euros, una partida similar al presupuesto anual de la Delegación Municipal de Economía y Empleo o de la Delegación de Parques y Jardines. Un dato más, el 9,3 por ciento del presupuesto global del Ayuntamiento sin contar con organismos autónomos se destinará a los gastos derivados de la deuda.

El mismo nivel de endeudamiento, pese a haber una previsión superior de ingresos vía recaudación tributaria. Zoido recordó que algunos tributos y precios públicos han subido durante los dos mandatos de Monteseirín hasta cuatro veces el IPC, un dinero que "incomprensiblemente" no se destina a inversiones, sino a sufragar la deuda y los gastos corrientes y de personal.

Zoido avanzó que su grupo votará en Pleno contra los Presupuestos de 2008 porque el 40 por ciento del total se destinará a gastos de personal, con un incremento medio anual cercano al 9 por ciento como consecuencia de una "política de colocación a dedo y de sueldos exagerados de asesores". Rebasan esta media las partidas de personal del Instituto Municipal de Deportes (IMD) que dirige el concejal de IU Francisco Manuel Silva, con un incremento al alza del 25 por ciento; y la Gerencia de Urbanismo, con una subida del 11 por ciento.

El jefe de la oposición reprobó también el mantenimiento de las partidas de gastos corrientes "superfluas" en protocolo, dietas y viajes, y censuró, en cambio, la caída en picado de las inversiones reales del 35,8 por ciento.

Que los presupuestos municipales son sólo un trámite oficial queda demostrado, según el PP, por los continuos cambios de decisión que dejan incluso partidas enteras sin ejecutar a final de año. Zoido recordó que el gobierno de PSOE e IU acordaron este 2007 más de 300 modificaciones presupuestarias, bien llevadas a Pleno, bien vía resolución de Alcaldía, por valor de "cientos de miles de euros". Gregorio Serrano puntualizó que se trata de un cálculo "muy prudente" y que el área donde se producen más cambios de partidas económicas es el de Personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios