El Consistorio abre una sala para cobijar a indigentes

  • El Ayuntamiento ofrecerá hasta mediados de febrero 41 camas más para las personas sin hogar, aunque admite que todavía no se cubre toda la demanda

El Ayuntamiento ha puesto en marcha un plan para preservar a los indigentes del frío que consiste en abrir una sala municipal para que las personas que viven en la calle pasen en ella las noches de este invierno. Se trata de la sala Guadalquivir, ubicada en los bajos del paseo Marqués de Contadero, muy cerca de la Torre del Oro. En ella se han colocado 26 camas y está previsto que hoy ya haya 41 con las 15 literas aportadas por el Ejército.

Con estas plazas, el Consistorio pretende ofrecer aproximadamente 200 camas para indigentes entre éstas de la Sala Guadalquivir, las del albergue municipal de Perafán de Ribera y las de los hostales y pensiones que trabajan con el Cecop social. Las delegadas de Bienestar Social, Ana Gómez, y Convivencia y Seguridad, Nieves Hernández, admitieron ayer que esta oferta todavía es insuficiente para cubrir la demanda de personas que viven en la calle en Sevilla, cuyo número ronda los 300, según un reciente informe elaborado por Cáritas.

"Tenemos que tener en cuenta que se trata de un colectivo con unas características muy especiales, con personas que en muchas ocasiones rechazan la ayuda de los servicios municipales y prefieren seguir durmiendo en la calle". Este plan dedicado a los indigentes estará funcionando hasta mediados de febrero y comenzó el 21 de diciembre. En los primeros cinco días han pernoctado ya 84 personas en esta sala, en la que se han colocado unas literas y se dota a los indigentes con alimentos y material contra el frío como sacos de dormir y mantas donadas por varias ONG. Ambas ediles respondieron a las críticas del PP sobre la falta de plazas para indigentes aduciendo que "todo lo que sea hacer cosas será positivo".

La sala estará abierta entre las ocho de la tarde y las ocho de la mañana y a ella podrá ir a dormir toda aquella persona que no tenga un techo bajo el que cobijarse. A diferencia de lo que ocurre en el albergue de la Macarena, no existe límite de noches para pernoctar ni tampoco hay que presentar ningún documento para poder acceder a una de estas plazas. Eso sí, en estas dependencias no hay duchas aunque sí aseos que se limpian diariamente.

La edil de Bienestar Social anunció además que en las próximas semanas pretende abrir dos nuevos centros para este colectivo, ambos en el Hogar Virgen de los Reyes. El primero es un centro de día que estará especializado en los indigentes con problemas de salud mental y en el que podrán medicarse y seguir un tratamiento correcto. El segundo será otra dependencia parecida a la que se ha instalado en la sala Guadalquivir, pero con carácter permanente, en el que los indigentes no tengan que aportar documentación para dormir ni exista un límite para acceder a una plaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios