El Consistorio se compromete a construir 23.000 VPO hasta 2012

  • Ayuntamiento y Obras Públicas cierran el plan de la vivienda del mandato, que incluye 15.300 pisos de entre 70 y 80 m2 a menos de 90.000 euros · Los distritos Este, Bellavista y Cerro concentran el 80%

Viendo los buenos resultados políticos obtenidos en las urnas a cuenta del impulso dado el pasado mandato a la promoción y construcción de viviendas protegidas en Sevilla, el nuevo gobierno local de PSOE e IU y la Junta de Andalucía no han tardado en poner por escrito el nuevo compromiso que adquieren para edificar en los próximos cinco años un mínimo de 23.000 pisos con algún grado de protección pública ampliables a otros 12.000 más en función del acuerdo que las administraciones públicas alcancen con la patronal Gaesco para reconvertir en VPO parte de la bolsa de viviendas de renta libre recogidas en el PGOU. Los distritos Este, Bellavista-Palmera y Cerro-Amate concentrarán más del 80 por ciento de las nuevas promociones de VPO que se levantarán este mandato.

El delegado de Urbanismo detalló ayer en rueda de prensa los pormenores del Plan Municipal de la Vivienda 2008-2012 firmado el pasado miércoles entre Ayuntamiento y Consejería de Obras Públicas que fija un acuerdo de mínimos -las mencionadas 23.000 VPO- y su reparto en función de los sectores de población que podrán acceder previo sorteo a su adjudicación. Carrillo detalló que dos tercios de ellas, o sea, alrededor de 15.330 viviendas, se reservarán para familias con ingresos bajos y medios que no superen 2,5 veces el indicador público de rentas (lo que se corresponde con los regímenes especial y general), mientras que el resto de las viviendas, cerca de 7.680, se adjudicarán previo concurso a precio tasado a familias con mayor umbral de renta.

Las promociones residenciales que se proyectarán en el primer supuesto -rentas bajas y medias- constarán de pisos de entre 70 y 80 metros cuadrados, con tres dormitorios, salón, baño, cocina, garaje y trastero que saldrán a sorteo con un precio de venta inferior a 90.000 euros, dos e incluso tres veces por debajo del precio real de mercado en el apartado de viviendas de régimen libre. Estas ratios podrían incluso superarse en función del acuerdo que alcancen Ayuntamiento y la asociación sevillana de Constructores y Promotores de Obras (Gaesco), que se reunirán la próxima semana para sopesar la posibilidad de reconvertir en VPO parte de los 37.000 pisos de régimen libre que se construirán en el horizonte de los próximos cinco años, según recoge el nuevo PGOU.

Carrillo cifró en torno a 9.000 los pisos de régimen libre que pudiesen verse afectados de aceptar la Junta la propuesta municipal, suelos que se destinarían a levantar unos 12.000 pisos de VPO, según los cálculos elaborados por la Gerencia de Urbanismo en función del coeficiente de transformación de vivienda libre en protegida.

Esta permuta de usos variaría sustancialmente las bolsas de viviendas contempladas tanto por el PGOU como por el Plan Municipal de la Vivienda 2008-2012. En el primer caso, el reparto de suelo para construir 35.000 viviendas de régimen libre y otras 25.000 protegidas -con su correlato 59 por ciento libre y 41 por ciento protegida- sufriría un trasvase hacia el segundo grupo a costa de 9.000 pisos del primero.

Si el gobierno local obtiene el respaldo del sector privado y el amparo legal de la Junta para permutar en el PGOU el uso de los suelos, el compromiso de construcción de VPO los próximos 5 años superaría ampliamente los 23.000 pisos y se acercaría a 35.000 viviendas, más del doble de las edificadas el mandato anterior con el Plan Municipal 2003-2007, cifradas en 15.460.

Con todo, Sevilla es hoy por hoy la primera capital española en promoción de viviendas protegidas, una cualidad que, según Carrillo, también beneficia al sector privado como copromotor de estas viviendas. Es más, el concejal avanzó que Emvisesa pretende pactar con Gaesco la división a partes iguales del Plan Municipal 2008-2012.

La Gerencia de Urbanismo prevé satisfacer la demanda de VPO en Sevilla el próximo cuatrienio con las 23.000 viviendas proyectadas en el Plan Municipal, cupo que daría respuesta a los 33.000 demandantes de viviendas inscritos en las oficinas de Emvisesa y salvaría la promesa electoral de Monteseirín de adjudicar una VPO a cada sevillano que la solicitara sin necesidad de que mediase sorteo de por medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios