El Consistorio decide suspender un concierto previsto en la Alameda

  • El Ayuntamiento promete ahora a los vecinos reforzar este verano la vigilancia contra la 'botellona' pero no aclara si seguirá aplicando discrecionalmente la norma autonómica

Comentarios 4

El Ayuntamiento ha suspendido el próximo concierto programado en la Alameda de Hércules y promete a los vecinos reforzar la vigilancia policial en esta zona de la ciudad con la ampliación de la plantilla de la Policía Local, que contará con un cuarto grupo este verano. Éste el compromiso que ayer contrajo la delegada de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Nieves Hernández, con la secretaria de la Asociación de Vecinos Alameda de Hércules, Pilar Solís.

Tras las continuas protestas de los vecinos de la Alameda por las molestias que sufren cada fin de semana por las botellonas, la portavoz vecinal espera "que la nueva promesa del Ayuntamiento se cumpla el próximo fin de semana. De lo contrario se adoptarán medidas drásticas, con un calendario de movilizaciones".

Los vecinos se quejan de los conciertos programados durante el último mes por el distrito Casco Antiguo a altas horas de la noche que impiden conciliar el sueño a los que viven en esta zona de la ciudad. Tras los conciertos, el bulevar se llena de jóvenes consumiendo alcohol. La polémica vecinal se recrudeció el pasado fin de semana cuando una orden de la Policía indicó a los agentes que no actuaran contra la botellona hasta las cuatro de la mañana. Varios vecinos reunidos el pasado martes en la calle Santa Clara se han unido para estudiar medidas contra esta situación. "¿Por qué en el resto de la ciudad se puede dormir y aquí no?", cuestionan muchas personas que viven en el entorno de la Alameda. Algunos vecinos incluso planean adoptar medidas judiciales contra el Ayuntamiento por no cumplir el decreto antibotellón y permitir la concentración de jóvenes consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública.

Fuentes municipales explicaron ayer que la delegación de Convivencia y Seguridad no ha emitido una orden a los agentes para permitir las botellonas en la Alameda. Desde esta delegación municipal se insiste en que, ante el previsible aumento de botellonas durante este verano, se destinarán más agentes de la Policía Local a disuadir a los jóvenes de este tipo de concentraciones. Sin embargo, la documentación de los partes de trabajo del cuerpo confirma que en la Alameda no se actúa hasta las cuatro de la madrugada mientras en otras zonas las brigadas trabajan desde las 22.00.

El Ayuntamiento ha comprado tres furgones blindados para la Policía Local especialmente destinados al servicio antibotellona, un microbús para el transporte de los agentes y un vehículo de carga para las mercancías intervenidas. Además se ha abierto otro expediente para adquirir dos furgones más, pero de momento no se cuenta con la relación de puestos de trabajo para este cometido. Hasta que no culmine el proceso de la plantilla que estará destinada a estas actuaciones, los nuevos vehículos policiales no se pueden utilizar porque los agentes tienen que realizar estudios especializados para emplear el material antidisturbio. El Ayuntamiento se justifican diciendo que de la Alameda sólo se reciben pocas llamadas al 112 por las botellonas a partir de la una de la madrugada, mientras que en otros puntos de la ciudad se registraron avisos vecinales por este motivo desde las diez y media de la noche.

La delegada de Convivencia y Seguridad, Nieves Hernández, transmitió ayer a la portavoz vecinal de la Alameda su intención de mantener el diálogo sobre este problema. Desde el distrito Casco Antiguo se sostieme que el objetivo de las actividades era crear "un contenedor cultural respetando el derecho de los vecinos". Y agregan: "Se abordarán las quejas vecinales en las próximas semanas para facilitar la convivencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios