Control de los menores en la calle en horario escolar

  • La Policía identificará a los menores que estén en la calle en hora de clases y los enviará al centro o a su casa

Comentarios 2

La ordenanza antivandalismo también plantea una lucha "contra el absentismo escolar y velará por el cumplimiento de este derecho y el ejercicio de esta obligación". De esta forma, el Ayuntamento sevillano recuerda que la asistencia a los centros educativos durante la enseñanza básica obligatoria (primaria y secundaria) es un derecho y un deber de los menores desde la edad de seis años hasta la de dieciséis".

Por ello, una de las actuaciones que recoge la nueva norma es la intervención directa de la Policía Local "en aquellos supuestos en los que los menores de 16 años transiten o permanezcan en espacios públicos durante el horario escolar". A partir de la aprobación en Pleno de la ordenanza, los agentes policiales solicitarán la identificación de estos menores que estén en la calle en estos horarios, "averiguarán cuáles son las circunstancias y los motivos por los que no están en el centro de enseñanza y, en caso de ausencia de justificación, le conducirán a su domicilio o al centro escolar en el que esté inscrito", al tiempo que notificarán a los padres o representantes legales la situación.

Resulta relevante que el Consistorio hispalense recurra a esta ordenanza antivandalismo para plantear cuestiones sobre la responsabilidad de los padres en la educación de sus hijos. De hecho, advierte que estos representantes legales de los menores "serán responsables de la permanencia de los menores en la vía pública y de la inasistencia de estos a los centros educativos" y hasta plantea sanciones "cuando concurra culpa o negligencia" por parte de los padres, que incurrirán en una infracción leve y que podrán ser sancionados con hasta 120 euros de multa.

Aunque también se plantea, tanto para los menores como para los padres y tutores, la designación de mediadores que traten de reconducir la situación o la sustitución de las medidas pecuniarias por "medidas correctoras, como asistencias a sesiones formativas, trabajos para la comunidad o cualquier otro tipo de actividad de carácter cívico". Además, los padres serán también los responsables civiles subsidiarios, no sólo de las infracciones que reciban por el absentismo escolar de sus hijos, sino que cualquier otra infracción que suponga una multa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios