Cortadas desde este lunes ocho calles del centro por obras de Emasesa

  • Las actuaciones afectarán durante unos cinco meses a las calles Amor de Dios, entre García Tassara y Javier Lasso de la Vega; San Miguel; Tarifa; Santa María de Gracia; Capataz Rafael Franco; Siete Dolores de Nuestra Señora; Socorro, y Carlos Cañal.

La Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas (Emasesa) va a iniciar este lunes obras de mejoras en redes de ocho calles del casco histórico de Sevilla, desglosadas en tres proyectos concretos, por un valor de más de un millón de euros, que se compatibilizarán con un proyecto de reurbanización y reordenación viaria. 

Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, el primero de los proyectos atañe a Amor de Dios (entre García Tassara y Javier Lasso de la Vega), San Miguel, Tarifa, Santa María de Gracia y Capataz Rafael Franco, actuación que se prolongará durante cinco meses y que ha sido adjudicada por importe total de 462.213,48 euros. 

El segundo proyecto, por su parte, comprende las vías Siete Dolores de Nuestra Señora y Socorro que, con 365.910,8 euros, posee idéntico plazo para su ejecución. Y el tercero se refiere a la calle Carlos Cañal, donde la inversión asciende a 222.927,8 euros, a desplegar también en cinco meses como máximo. 

Para ello, los vecinos y comerciantes están siendo informados de estas actuaciones. En una primera fase se llevó a cabo un buzoneo de octavillas, donde se recogen la dimensión de las obras y un plano de las calles afectadas. Asimismo, el pasado jueves el delegado del distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, junto representantes de Emasesa, mantuvieron reuniones con vecinos y comerciantes de cada una de las calles así como con entidades como la federación de comerciantes Al Centro para "garantizar la máxima difusión y reducir al mínimo posible las molestias". 

En la mencionada reunión, se llegó a diferentes acuerdos, como que las actuaciones en la calle Socorro, donde hay un centro educativo, no se llevarán a cabo hasta que finalice el curso el próximo día 24 de junio para garantizar la seguridad de los escolares. Además, los dueños de los garajes afectados tendrán acceso a ellos durante todo el tiempo posible, y se informará convenientemente cuando ya no puedan acceder a ellos porque la obra les afecte directamente, según explica el Ayuntamiento. 

Así, este lunes se repartirán octavillas además en los centros educativos cercanos a las obras para que los padres de los alumnos conozcan de primera mano si les afecta algún corte de calle o el cambio de sentido a la hora de llevar a los menores a los colegios. Por otro lado, Emasesa también intervendrá a partir de este lunes de urgencia en la calle Cabo Noval, junto al Banco de España, por una calicata, en una actuación vinculada a la red de abastecimiento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios