Crespo dice que Torrijos conocía "los entresijos" de Mercasevilla

  • El ex edil del PSOE y ex presidente del mercado niega que hubiera un "acuerdo de voluntades" para favorecer a Sando

Comentarios 3

El ex concejal del PSOE Gonzalo Crespo explicó ayer a la juez que investiga la supuesta venta fraudulenta de terrenos de Mercasevilla que el primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), conocía "todos los entresijos" del mercado central de abastos. Crespo declaró ayer ante la juez de Instrucción 6, Mercedes Alaya, que lo mantiene imputado en esta rama del caso en la que se investiga la adjudicación a Sando del derecho de compra de los terrenos de Mercasevilla al prepararse un pliego de condiciones que favorecía la oferta de esta constructora, de 106 millones, pese ser muy inferior a la de la empresa Noga, que ofrecía 158 millones.

En su declaración, Gonzalo Crespo expuso que Torrijos "es una persona que siempre se ha interesado por todos los temas y siempre se ha interesado por enteresarse de los entresijos de cada cuestión". El ex edil negó que él fuera una figura meramente institucional como presidente de Mercasevilla y que Torrijos, que era vicepresidente, dirigiera la empresa en la práctica.

Crespo negó que participara en la preparación de un concurso predeterminado para que lo ganara Sando y explicó que el pliego de condiciones fue aprobado por todos los miembros del consejo de administración y la junta de accionistas. El ex presidente de Mercasevilla afirmó que "en ningún caso" participó en ningún concierto o acuerdo de voluntades "para que el concurso lo ganara Sando" y que no se le ofreció "ninguna recompensa" para que esta constructora se hiciera con la opción de compra sobre los terrenos del mercado.

Sobre la elaboración del polémico pliego de condiciones, Crespo aseguró que fue encargado a Jorge Piñero, asesor jurídico del mercado y vicedecano del Colegio de Abogados, pero que éste expuso la necesidad de asesoramiento en temas urbanísticos, por lo que se propuso el nombramiento de los técnicos María Victoria Bustamante y José Antonio Ripollés. Crespo dijo a la juez que en los 40 años que lleva dedicándose a la política "jamás ha leído" un pliego de condiciones, ya que lo que suele leer es un resumen final. En este caso, el ex edil señaló que los técnicos que elaboraron el pliego eran de su "absoluta confianza" y "lo siguen siendo".

Una de las cláusulas más polémicas del pliego era la inclusión de una limitación al alza que penalizaba las ofertas superiores al 10% de la media aritmética de las presentadas. Crespo admitió que es "la primera vez" que ha visto una cláusula de limitación al alza, pero que creyó que había sido incluida "con el fin de evitar la especulación", algo que ha sido "el eje fundamental" de su trabajo en la política.

El ex concejal socialista también afirmó que, cuando fue nombrado presidente de Mercasevilla en mayo de 2005, ya estaba en marcha el litigio con Larena 98, que poseía un derecho de superficie sobre algunas parcelas del mercado. Sando subrogó luego este derecho, que le sirvió para ganar puntos en el concurso gracias a otra de las cláusulas polémicas del pliego de condiciones, como es la de la titularidad previa de los terrenos. Crespo indicó que "desconoce" los detalles del pleito entre Larena 98 y el mercado y que, "como político lo único que quería es que se buscara una solución".

Gonzalo Crespo quiso cerrar su declaración con la siguiente frase: "Mi misión fue la de obtener un consenso político sobre un proyecto del Ayuntamiento y no sólo del gobierno de la ciudad, evitando cualquier especulación del suelo. En todo lo demás he confiado plenamente en un grupo de técnicos y consejeros de alta cualificación profesional, por lo que siempre he creído en la legalidad del procedimiento tanto entonces como en el día de hoy".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios