Críticas en la Buhaira contra la zona azul

  • Los vecinos creen que no soluciona los problemas de aparcamiento de la zona

Comentarios 1

La organización vecinal Jardines de la Buhaira negó ayer que la implantación de la Zona Azul de Muy Alta Rotación (MAR) en el entorno de la avenida de la Buhaira y el edificio Viapol haya solucionado los problemas de aparcamiento que sufre este barrio, asegurando que el servicio municipal de grúa de Sevilla se ve obligado a actuar "constantemente" para paliar una situación que hace que los vecinos reclamen la anulación de esta figura "penalizadora" en sus calles.

El secretario de la organización vecinal, Julio del Junco, negó que la llegada de la Zona Azul de Muy Alta Rotación haya liberado a este entorno urbano de los problemas de aparcamiento que tradicionalmente viene sufriendo, descartando el incremento del 30 por ciento alegado por la Concejalía de Movilidad en cuanto a la rotación de vehículos en estas calles. Prueba de esa ausencia de rotación, según Del Junco, son las "constantes" intervenciones de la grúa municipal contra la doble fila y los incumplimientos de la zona azul en las calle Camilo José Cela o Campamento, toda vez que el problema de los aparcacoches ilegales o gorrillas "siguen ahí".

Julio del Junco concretó, de hecho, que la mayoría de las actuaciones protagonizadas por la grúa municipal para retirar vehículos indebidamente estacionados se producen "durante la jornada de los viernes", considerando que, al fin y al cabo, la implantación de la Zona Azul de Muy Alta Rotación sólo está teniendo efectos "recaudatorios" para "la caja" del Ayuntamiento de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios