Episodios sevillanos del siglo XX

Cuarteles militares desaparecidos

  • ENTREGAS PUBLICADAS 4, 11, 18 y 25 de mayo; 1, 8, 15, 22 y 29 de junio; 6 y 13 de julio de 2008. La ciudad tuvo medio centenar de cuarteles y otros centros militares desde los siglos XVII y XVIII, y durante la pasada centuria fue sede de cuatro regimientos históricos y fábricas militares de prestigio internacional

Comentarios 2

LA presencia militar en nuestra ciudad se pierde en la noche de los tiempos. Las atarazanas alfonsinas, la Fábrica de Cañones, el Parque y Maestranza de Artillería, la Pirotecnia, cuarteles legendarios como San Hermenegildo, Carmen y Puerta de la Carne, Tablada y la Maestranza Aérea o los más modernos de Pineda estuvieron vinculados a la socioeconomía local y provincial por múltiples razones de abastecimiento, servicios mercantiles y, sobre todo, por las ayudas que las guarniciones prestaron a la ciudad en situaciones críticas, como en los casos de las continuadas riadas provocadas por el Guadalquivir en los siglos XIX y XX. Bastaría recordar los servicios prestados por el Ejército con motivo de la ruptura de las defensas del arroyo Tamarguillo en 1961 y después en la urbanización de La Corchuela, para guardar sentimientos de gratitud ciudadana. (Ver Diario de Sevilla, 9 de noviembre de 2001).

Mediado los años 90 de la pasada centuria dejaron sus acuartelamientos en Sevilla cuatro regimientos históricos, tres de ellos para desaparecer del organigrama militar y otro, el de Soria 9, para quedar reducido a un batallón con sede en Canarias, de acuerdo con el Plan Norte de reordenación de las unidades en el territorio nacional. En la mayor parte de las ciudades afectadas, la salida de las unidades militares de guarnición fue motivo de homenajes públicos promovidos por las autoridades civiles, con desfiles y actos cívicos populares, colocación de placas recordatorias e incluso rotulación de calles o plazas con los nombres de los regimientos eliminados. Menos en Sevilla, donde los actos quedaron reducidos al ámbito exclusivamente militar, sin que la desaparición de las guarniciones históricas tuviera un adecuado eco público.

Pero nunca es tarde para rectificar y valorar justamente lo que representó para Sevilla la presencia de los regimientos de Infantería Soria 9, de Artillería 14, de Caballería Sagunto 7 y de Ingenieros 2. Cierto es que el primero tiene una calle sin salida en la barriada Campos de Soria, rotulada en 1970 a propuesta del constructor Ramiro Lahoz. Pero bien podría rotularse alguna vía pública con el nombre de Cuatro Regimientos, o bien individualizados pero unidos en un mismo sector urbano. Y también que se colocara una placa de recuerdo en un lugar adecuado, por ejemplo en la plaza de la Concordia, que dejara constancia de la presencia secular de las unidades militares antes citadas, de sus cuarteles y otros centros militares.

[Fuentes: Mercedes Ponce Ortiz de Insagurbe y José Sánchez Sánchez, Sevilla: Arquitectura y ciudad militar. El cuartel de la Carne. Patrimonio recuperado, Diputación de Sevilla, 2004. Enrique de la Vega Viguera, Sevilla y la Real Fundición de Cañones, Ediciones Guadalquivir, 1992. Enrique de la Vega Viguera, La Pirotecnia Militar de Sevilla, Edición del autor, 1981. Enrique de la Vega Viguera, La Capitanía General de Sevilla. Historia de una institución, Edición del autor y Centro Regional de Historia y Cultura Militar, 1984 y 1998. Enrique de la Vega Viguera, Sevilla y la Artillería. Historia del Regimiento de Artillería número 14, Ayuntamiento de Sevilla, 1974, y Región Militar Sur, 1992. Enrique de la Vega Viguera, Los leones del Congreso y otros recuerdos sevillanos, Ayuntamiento de Sevilla, 1984. Francisco Hidalgo Aznar, Viaje por las veletas de Sevilla, Fundación El Monte, 1999].

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios