Cultura avala la apuesta por las farolas fernandinas

  • Bueno defiende que la eliminación de los postes permitirá admirar el resultado de la obra en la Avenida y el PP y Adepa denuncian improvisación en el plan

Comentarios 17

La sustitución de los postes por farolas fernandinas genera aplausos y críticas. El plan del gobierno de suprimir por fases de forma definitiva los postes del tranvía del trayecto comprendido entre la Puerta de Jerez y la Plaza Nueva merece la felicitación pública del delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno (PSOE). "Estoy enormemente satisfecho con la noticia. La Avenida estará mucho mejor sin los postes y por fin podrá apreciarse el resultado de la obra de peatonalización llevada a cabo por el Ayuntamiento. Es una medida plausible". Bueno recordó que los actuales postes y las catenarias estaban autorizados provisionalmente por la Comisión de Patrimonio por un máximo de dos años. No ve ningún motivo de inquietud en que algunos cables no vayan sobre las farolas, sino enganchados a algunas fachadas. El plan de trabajo del Consistorio está presupuestado en 700.000 euros y, tal como avanzó en su edición de ayer Diario de Sevilla, contempla también la necesidad de enganchar algún cable en el propio Arquillo del Ayuntamiento: "No habrá problema desde el punto de vista patrimonial. Estoy seguro de que se va a hacer todo bien y con la seriedad que esta decisión requiere. No lo dudo".

El delegado provincial de Cultura comprende a quienes se preguntan por qué el Ayuntamiento no apostó desde el principio por un modelo de tranvía sin catenarias o, al menos, con el cableado sobre farolas de estilo clásico y, por lo tanto, menos agresivo con el paisaje del conjunto histórico de la ciudad: "Entiendo a los ciudadanos anónimos que se hacen esta pregunta. Por lo que tengo entendido, no ha sido hasta ahora cuando técnicamente se ha podido hallar esta solución. Yo mismo cuando viajo en el AVE y veo los postes tan alejados de los vagones me lo planteo. Al parecer, una vez que los técnicos han conocido mejor el terreno y las posibles opciones es cuando se ha podido plantear esta solución".

La portavoz adjunta del PP en el Ayuntamiento, Alicia Martínez, apostó ayer por la desaparición definitiva de las catenarias y el "cielo de cables" del Metrocentro y critica la "falta de planificación absoluta" del gobierno local. Consideró que la decisión de sustituir las catenarias por farolas fernandinas supone "nuevamente una improvisación y una marcha atrás" tras la defensa de los postes mantenida por el gobierno a pesar de las polémicas generadas: "Ahora se dan cuenta bastante tarde de que son enormemente agresivos en el entorno donde están. Aunque sean sustituidos, el cielo de cables de la Avenida de la Constitución y el entorno de la Catedral van a seguir permaneciendo ahí". La edil preguntó al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, "dónde quedaron aquellas afirmaciones de que iban a desaparecer las catenarias del entorno de la Catedral". Y señaló la necesidad de recuperar la estética de la Avenida de la Constitución previa a la instalación de los postes.

Martínez denunció la "falta de planificación y perspectiva absoluta" del Ayuntamiento ante un hecho que calificó de "penoso y lamentable", a lo que añadió que "no se sabe por donde se va a prolongar el proyecto, además de que es inútil duplicar el trazado del metro".

La Asociación en Defensa del Patrimonio (Adepa) criticó ayer la "improvisación" del Ayuntamiento en este asunto. El portavoz de esta entidad conservacionista, Joaquín Egea, lamentó que esta nueva decisión vaya a repercutir con fuerza en las arcas del Ayuntamiento: "Se opta por una solución sin convocar a nadie ni pedir opinión. Esperamos que antes de llevarla a efecto se hable con todo el mundo para que no se gaste un dineral para nada otra vez. Se ha hecho todo mal desde el principio, cuando por las prisas y los intereses se puso en marcha un sistema de catenarias que se ha desechado en muchas ciudades europeas porque es antiguo y el que menos se adapta a un entorno así. Alguien -dijo- está mintiendo aquí. Que se cumpla lo prometido, quitar las catenarias completamente, como dijeron en su momento tanto el alcalde como el delegado de Urbanismo. ¿A qué jugamos mientras?" Egea destaca también que este cambio de planes pasa de costar 130.000 euros a 700.000.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios