Cultura pide los documentos de la Trinidad para su estudio

  • La plataforma en defensa de la antigua Fábrica de Vidrio decide hoy acudir a la Fiscalía ante la "pasividad" del Ayuntamiento y la Junta en la defensa del conjunto

Comentarios 1

La Delegación Provincial de Cultura de la Junta quiere ver y evaluar los documentos del archivo histórico de la Fábrica de Vidrio de la Trinidad que estaban completamente abandonados a su suerte en el antiguo complejo y que fueron descubiertos el pasado domingo por especialistas independientes y activistas vecinales, como ya adelantó este periódico.

Después de años de denuncias vecinales sobre el lamentable estado de abandono en el que se encuentra la fábrica fundada a principios del siglo XX por Rodríguez Casso y catalogada como Bien de Interés Etnológico por la propia Junta, Cultura mostró ayer su interés a través de una nota en la que se indicaba a los descubridores que "si existe algún hallazgo relativo al archivo de la Fábrica de Vidrio La Trinidad, éste debe ser puesto en conocimiento de la Consejería de Cultura cuyos técnicos especialistas determinarán el valor real patrimonial y el contenido de lo hallado" tal como se recoge en la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico de Andalucía.

Pese a que uno de los descubridores de los papeles, el profesor de la Universidad de Sevilla Julián Sobrino, es uno de los mayores expertos en patrimonio industrial de España, el documento de la Junta llega a insinuar falta de rigor al afirmar que necesitan comprobar "si corresponden a duplicados".

La Junta, asimismo, alaba el trabajo realizado por sus técnicos cuando inventariaron el archivo de la Trinidad para la declaración del complejo como Bien de Interés Etnográfico, una labor que se realizó con "absoluto rigor profesional".

En total, según la Consejería de Cultura, la documentación, que se depositó principalmente en el Archivo Histórico Provincial de Sevilla, se trasladó en 71 cajas de mudanzas. "En el proceso de organización se procedió a diferenciar del propio fondo de la Fábrica de Vidrio las dos secciones que corresponden a la Escuela Taller y a la Sociedad de los Antiguos Trabajadores de la Fábrica La Trinidad", se indica en el comunicado.

Casi diez años después, han aparecido algo más de 150 documentos de los que la Junta desconocía su existencia y que se encontraban abandonados a su suerte entre la porquería y los escombros que se amontonan en la Fábrica de Vidrio.

Por su parte, el profesor Julián Sobrino no pareció ayer muy sorprendido por el comunicado de Cultura y, a la pregunta de si haría llegar los documentos a la Consejería, contestó: "Se encuentran en la Fábrica".

Asimismo, el vicepresidente en España del Comité Internacional de Patrimonio Industrial aseguró que en una reunión que se mantendrá hoy entre los activistas implicados en la conservación de la Trinidad se decidirá, probablemente, el volver a pedir a la Fiscalía de Medio Ambiente y Patrimonio que actúe por la pasividad del Ayuntamiento de Sevilla y de la Junta de Andalucía ante la degradación de unos de los conjuntos históricos-industriales "más importantes de España".

Además de la degradación de los papeles encontrados y del estado preocupante del inmueble, el líder de la Asociación Histórica Retiro Obrero, Basilio Moreno, lleva años denunciando la existencia de numerosas herramientas y maquinaria totalmente abandonadas y sometidas al expolio.

La Fábrica de Vidrios la Trinidad pertenece actualmente a la inmobiliaria Edificarte, que tiene previsto la construcción en el solar de unas 200 viviendas, un proyecto parado actualmente por la crisis económica.

71

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios