Curro Romero firma en favor del monumento a Diodoro Canorea

  • La comisión promotora propone una ubicación próxima a la plaza de toros

Comentarios 0

El matador de toros Curro Romero ha sido el primero en firmar en favor de la erección de un monumento en recuerdo de Diodoro Canorea, el recordado empresario que gestionó durante más de 40 años la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. El Ayuntamiento de Sevilla ya tiene conocimiento de una iniciativa que va ganado adeptos y que, entre sus principales promotores, figuran el empresario José Luis El Serranito, Eugenio Gil, antiguo jefe de administración de la empresa Pagés; y Juanito Belmonte. El proyecto será en breve puesto en conocimiento del Ateneo de Sevilla, del que se pedirá su apoyo al haber sido Canorea rey mago en la cabalgata de Sevilla de 1982.

La comisión que promueve el monumento, obra ya realizada por Jesús Cuesta Arana, hijo predilecto de Alcalá de los Gazules, se declara "abierta" a cualquier ubicación, aunque se considera que lo "lógico" es que se apueste por un lugar próximo a la plaza de toros. De hecho, el dossier que defiende la iniciativa incluye una recreación virtual sobre una ubicación muy cercana a la ubicación del monumento a Curro Romero.

Diodoro Canorea Arquero falleció el 28 de enero de 2000 a la edad de 77 años. Vecino del barrio de Los Remedios, era habitual verle negociar con apoderados y ganaderos en el establecimiento José Luis de la Plaza de Cuba. Su trayectoria como empresario taurino está muy marcada por su apuesta por Curro Romero, al que convirtió en el pilar fundamental de muchas temporadas taurinas sevillanas. Tradicionales eran las cinco tardes que firmaba Curro cada temporada: una el Domingo de Resurrección, tres en el ciclo continuado de festejos y otra en la Feria de San Miguel. La carrera de Romero no se entiende sin Canorea, ni la de Canorea sin Romero. De hecho a la muerte de don Diodoro, Romero tardó muy poco en decir adiós a los ruedos.

Diodoro Canorea Arquero nació en Cabezamesada (Toledo) el 22 de noviembre de 1922. Comenzó su vida laboral en el Banco Central en Madrid, donde conoció y contrajo matrimonio con Carmen Pagés Prieto, hija de Eduardo Pagés, empresario de Sevilla desde el año 1934.

A partir de 1959 se hace cargo de la gerencia de la plaza sevillana, cuando la Feria de Abril sólo constaba de cinco festejos. Durante los siguientes cuarenta años fue el máximo responsable de los espectáculos de la Maestranza, aunque su actividad empresarial le llevó a explotar simultáneamente hasta 23 plazas en una sola temporada. Fue empresario de Madrid, Zaragoza, Córdoba, Ciudad Real, Toledo, Jaén, Cádiz, El Puerto de Santa María, Ibiza, Pozoblanco, Andújar y Écija.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios