Sevilla

El Defensor del Ciudadano no ha hecho inspecciones en este mandato

  • La falta de medios que padece la comisión de quejas y sugerencias paraliza las visitas para comprobar las denuncias · La oficina no tiene fotocopiadora ni teléfonos móviles y el fax llegó hace mes y medio

Comentarios 16

La comisión especial de sugerencias y reclamaciones del Ayuntamiento de Sevilla, órgano más conicido como oficina del Defensor del Ciudadano, no ha podido realizar en lo que va de mandato ninguna inspección sobre el terreno de las denuncias recibidas. La falta de medios materiales que padecen los miembros de esta comisión ha impedido hasta el momento que éstos puedan desplazarse hasta los barrios de donde proceden las quejas para poder certificar su veracidad.

En el anterior mandato sí se realizaron visitas. En la memoria de este órgano correspondiente al año 2006 se detalla la relación de inspecciones in situ que efectuaron los comisionados, que en total fueron 58. Desde las elecciones municipales del pasado 27 de mayo las comprobaciones sobre el terreno se han interrumpido.

El motivo es simplemente la falta de medios. El Ayuntamiento no abona los gastos de transporte a los comisionados, que tampoco cuentan con herramientas a su alcance como teléfonos móviles o cámaras fotográficas para poder trabajar. De hecho, algunos de los miembros de la oficina han optado en ocasiones por desplazarse ellos por sus propios medios para realizar alguna comprobación, si bien esa visita no consta en ningún registro como un acto oficial de la comisión.

Hasta hace un mes y medio este órgano incluso carecía de un fax para que cualquier denunciante pudiera aportar algún documento sin tener que desplazarse hasta la propia sede de la comisión, situada en un piso de la avenida de República Argentina. El Ayuntamiento ha instalado ya el aparato, pero sigue sin facilitar otras máquinas que pueden resultar necesarias para el trabajo de esta oficina, como una simple fotocopiadora o teléfonos móviles para los comisionados.

Tampoco se ha dotado a los miembros de esta comisión -cuyos representantes fueron propuestos por los tres partidos con representación en el Ayuntamiento- de cámaras de fotos para poder captar imágenes de los hechos que se denuncian. La mayoría de las reclamaciones que se presentan están relacionadas con el urbanismo y las barreras arquitectónicas, por lo que las fotografías de los elementos que pueden presentar irregularidades son necesarias para aportarlas a las denuncias.

En la comisión hay quejas que datan desde hace más de dos años. En muchas ocasiones se considera que un expediente está resuelto porque la comisión haya tramitado la denuncia. Sin embargo, lo que se resuelve es el expediente en papel y no el problema en la práctica.

En la página web de la delegación municipal de Participación Ciudadana hay un apartado dedicado a esta oficina y en él aparece todavía la fotografía de Luis Pizarro como presidente de la comisión. El que fuera concejal de IU en el Consistorio dejó de presidir este órgano hace más de diez meses para integrarse en la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz como adjunto al propio José Chamizo. No figuran ni el nombre ni la fotografía del actual presidente de la comisión, Francisco Romo.

En el mismo sitio web se apunta que la dirección donde se pueden presentar las quejas y sugerencias es la misma que la del área de Participación Ciudadana, situada en los bajos del Paseo de Marqués de Contadero. Esa dirección es la antigua, ya que en este mandato la comisión está ubicada en la primera planta del bloque número 25 de la avenida de la República Argentina. Según las fuentes consultadas por este periódico, se han dado varios casos de personas que han acudido a la dirección antigua a presentar una queja o una sugerencia.

2007

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios