Desarticulan un punto de venta de droga tras investigar un incendio en un coche

  • La Policía Nacional ha detenido a un joven por un delito contra la salud pública. Poseía un piso que usaba como depósito de las sustancias ubicado en una plaza cercana a una guardería.

Comentarios 1

Agentes de la Policía Nacional han detenido a J.R.C., de 23 años, por un delito contra la Salud Pública al ser sorprendido vendiendo distintos tipos de drogas -entre ellas hachís y cocaína- en una plaza cercana a una guardería ubicada en el barrio sevillano de Nervión con lo que ha desmantelado así un punto de venta. 

Según informa la Policía en un comunicado, el detenido contaba con un piso en la zona que le servía de depósito para el estupefaciente y donde ocultaba igualmente varias armas simuladas, otras de airsoft y alguna eléctrica. 

Las actuaciones policiales se iniciaron a raíz de los datos que los agentes obtuvieron durante otra investigación para esclarecer un suceso en el que un vehículo había sido incendiado de manera intencional en el barrio de Nervión. 

Las gestiones realizadas por los investigadores derivaron en la posible actividad ilegal de un individuo que al parecer se dedicaba a la venta de drogas a plena luz del día en una plaza de la zona ubicada junto a una guardería. 

A tenor de estas informaciones los agentes iniciaron un dispositivo policial en torno al lugar donde supuestamente se llevaba a cabo la venta del estupefaciente y sobre la persona investigada dando sus frutos al poco tiempo ante el tránsito de consumidores, la mayoría de ellos menores de edad, que se desplazaban hasta el lugar para adquirir las sustancias ilegales. 

No obstante, la investigación continuó a fin de cercar la actividad de este individuo y conocer dónde ocultaba la droga, llegando los agentes a la conclusión de que el individuo hacía uso de un piso con vistas a la plaza lo que le proporcionaba una posición estratégica para mantener su seguridad respecto a la presencia policial. 

Igualmente, las gestiones realizadas sobre el investigado determinaron la posibilidad de que existieran armas en su domicilio, usándolas a veces para recibir a clientes y donde supuestamente almacenaba la droga y el dinero obtenido por su venta. 

Una vez se tuvo toda la información acerca de la actividad ilegal que estaba llevando a cabo J.R.C., los investigadores solicitaron la correspondiente orden de entrada y registro para la detención de éste en su propio domicilio. Para llevarla a cabo, ante la posibilidad de que en el interior del piso hubiera armas, los investigadores de la Comisaría de Distrito Nervión solicitaron apoyo del Grupo de Atracos de la Brigada Provincial de Policía Judicial y del GOES quienes conjuntamente realizaron la entrada en el piso del investigado. 

Durante el registro, los agentes certificaron que el inmueble estaba siendo usado como depósito de drogas al encontrar en el interior de una caja fuerte distintas cantidades de varias drogas, entre ellas, 425 gramos de hachís, 17 gramos de cocaína, 250 gramos de sustancias de corte, así como marihuana y éxtasis. 

Asimismo, fueron requisados un total de 3.000 euros de las ganancias obtenidas por la venta de estupefaciente y varias armas estratégicamente ocultas empleadas por el detenido para su defensa, entre las que destacan un fusil de asalto M4 de airsoft, una pistola eléctrica y tres pistolas simuladas. 

Según destaca la Policía, el desmantelamiento de este punto de drogas en el barrio de Nervión ha supuesto una operación policial de gran incidencia socialmente debido a la zona en la que se llevaba a cabo esta actividad -cercana a una guardería- y por el perfil de consumidores que adquirían las sustancias ilegales, la mayoría menores de edad. 

  Por su parte, el detenido, al que le constaban antecedentes policiales previos por delitos de distinta naturaleza, ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios