Descubren 600 kilos de hachís en una avioneta que sufrió un accidente

  • La aeronave, que contenía 600 kilos, hizo un aterrizaje forzoso en Isla Menor

Comentarios 3

Una avioneta cargada con 600 kilos de hachís sufrió el pasado martes un accidente en una zona de arrozales próxima a Isla Menor. La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a los dos tripulantes de la aeronave, que trataron de huir campo a través después de realizar un aterrizaje forzoso.

Los hechos ocurrieron sobre las cinco de la tarde del martes. A esa hora una llamada telefónica a la central operativa de la Guardia Civil avisaba del aterrizaje forzoso de una avioneta en este campo de arrozales. En ese momento se activaron los servicios de emergencia sanitarias y se dio parte también al Cuerpo Nacional de Policía. Patrullas de ambos cuerpos llegaron a la aeronave y se dieron cuenta de que estaba vacía. Varios testigos presenciales comunicaron a los agentes que los tripulantes de la avioneta habían huido a pie.

En ese momento los agentes sospecharon que el aparato podría transportar droga e intentaron localizar al piloto y copiloto. Mientras tanto, en una primera inspección los policías descubrieron en la bodega del avión varios bultos de arpillera muy similares a los que se emplean para transportar hachís en las embarcaciones que cruzan a España desde el norte de África o bien remontan el río Guadalquivir.

Un helicóptero del instituto armado se unió al operativo y descubrió a dos personas que huían. El piloto de la Guardia Civil aterrizó y con ayuda de otras patrullas detuvo a ambas personas. En el registro posterior de la avioneta aparecieron 20 fardos que en total contenían unos 600 kilogramos de hachís, que ayer fueron presentados ante la prensa en la comandancia de la Guardia Civil en Montequinto. Ahora los agentes tratan de esclarecer de dónde venía esa droga para tratar de desmantelar la organización que la introducía en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios