Despedidas de soltero, casi mil turistas cada fin de semana

  • Sevilla se sitúa entre los primeros destinos para este tipo de celebración Varias empresas ofertan servicios especializados para este turismo El Ayuntamiento no lo contempla como nicho de mercado

Comentarios 3

Menospreciadas por muchos y deseadas por otros. Las despedidas de soltero pueblan las calles más céntricas de Sevilla los fines de semana primaverales. Raro es el sábado que un grupo de jóvenes no colmata los bares del Salvador y de las zonas aledañas para festejar el próximo matrimonio de un amigo.

Se trata de un turismo barato que ha sobrevivido a la crisis y del que viven numerosas empresas que diseñan ofertas con diversos servicios que combinan el ocio, el deporte y la gastronomía. De abril a junio, casi mil visitantes acuden cada fin de semana a la capital andaluza para celebrar las despedidas de soltero, una cifra que sitúa a esta ciudad entre las primeras de España como destino preferido para este tipo de festejos.

Con la crisis se fueron los turistas de lujo, los que comían a mesa y mantel y pernoctaban en hoteles con un mínimo de cuatro estrellas. Pero con lo que nunca pudo acabar este tiempo de vacas flacas fue con las despedidas de soltero. Grupos de jóvenes -y no tan jóvenes- dispersos por el centro de la ciudad se han convertido en una constante desde hace años los fines de semana, especialmente en primavera y otoño, cuando más enlaces matrimoniales se celebran. Hasta tal punto han proliferado que puede afirmarse que se trata de un sector turístico consolidado en Sevilla. No en vano, los rankings elaborados por distintas empresas del sector incluyen la capital andaluza como uno de los destinos preferidos por los prometidos a la hora de festejar el fin de su soltería. Como ciudad de interior, sólo Madrid, Salamanca y Granada superan a Sevilla en el listado de los lugares más demandados. En el litoral, Barcelona e Ibiza se llevan la palma, especialmente en los meses estivales.

La elección de la capital sevillana como ciudad para este tipo de celebración permite que casi mil personas acudan a ella los fines de semana de abril, mayo y octubre, según cifras que maneja el sector. Esta afluencia se ha convertido en negocio. Donde muchos sevillanos ven vulgaridad y un turismo barato, otros contemplan la posibilidad de hacer rentable un tipo de diversión que ha ido cambiando sus gustos los últimos años.

Numerosas empresas aparecen en internet cuando se buscan referencias para despedidas de soltero. Una de ellas es la sevillana Bacaré, que lleva 14 años organizando este tipo de celebraciones. "Tú te despreocupas y nosotros nos encargamos de todo, antes y durante vuestra despedida en Sevilla". Éste es el lema de una compañía que ofrece sus servicios a una media de 15 grupos los fines de semana de temporada alta en la ciudad.

Cada grupo lo conforman entre 10 y 12 personas, aseguran desde Bacaré. Algunos fines de semana, como el posterior al de Resurrección, esta empresa atendió a 30 grupos que disfrutaban en Sevilla del fin de la soltería de un amigo. No todos los clientes gastan lo mismo. Si se trata sólo de una noche, el desembolso medio ronda los 50 euros por persona. En caso de que sea un fin de semana completo, el precio se eleva a 150 euros. Lo máximo que suelen permanecer en una ciudad quienes conforman la "comitiva" de una despedida son dos noches. Para pernoctar se eligen establecimientos low cost: pensiones o los denominados hostels, especie de albergues que ofrecen habitaciones con varias camas y una gama de servicios acordes al público juvenil. Incluso los hay con piscinas. Debido a su bajo coste, este segmento turístico ha sobrevivido a la crisis.

Entre los servicios más demandados suele estar el alquiler de un barco por la dársena del Guadalquivir, shows cómicos o el desplazamiento en limusinas para realizar un circuito por la ciudad o espectáculos flamencos. En este sentido, los responsables de Bacaréespecifican que las mujeres suelen ser más "organizadas" que los hombres a la hora de programar una despedida. "Son las que más solicitan nuestros servicios y los contratan con bastante antelación", precisan en esta empresa. Por contra, los varones son menos proclives a "diseñar" este tipo de celebración. Centran esta diversión más en el terreno hostelero: bares, discotecas y si acaso, algo de deporte. Y lo hacen, además, de manera improvisada.

La importancia de este sector en las despedidas ha llevado a que bares de algunas ciudades españolas, como Granada, hayan colocado carteles en sus puertas advirtiendo que no se permite la entrada a grupos con tal fin. Es lo que ha ocurrido en los establecimientos de la turística calle Navas de la ciudad de la Alhambra, en los que una cerveza incluye una tapa. A este extremo aún no se ha llegado en Sevilla. Bien es cierto que locales, como las bodeguitas del Salvador, suelen atestarse de este tipo de clientes los sábados al mediodía, algo que incomoda a sus "feligreses" habituales. Aunque según el presidente de los hosteleros sevillanos, Pedro Sánchez-Cuerda, no se ha recibido ninguna queja al respecto.

En el sector hotelero tampoco hay una postura contraria a este tipo de visitantes. "Todo lo que sea llenar cualquier segmento turístico genera beneficios", explica Santiago Padilla, gerente de la asociación de hoteles de la capital y provincia, quien añade que "no se ha producido ningún tipo de inconveniente con las despedidas de soltero, que tienen a Sevilla como una de las ciudades de interior preferidas, especialmente en los meses menos calurosos".

Esta predilección por la ciudad hispalense la constatan en Eventos Emagic, una empresa gaditana que tiene entre sus servicios la organización de despedidas de solteros. "Sevilla es una de las ciudades principales para estas celebraciones, pues reúne diversos requisitos: clima muy agradable en primavera, gran cantidad de bares y una amplia oferta de ocio", detalla un responsable de esta compañía, que se puso en marcha hace dos años al comprobar sus fundadores el negocio que genera este tipo de celebración.

En el Consorcio de Turismo, órgano participado por el Ayuntamiento de Sevilla, también se ha constatado el auge de las despedidas de solteros, aunque sus gestores consideran que "no se trata de un tipo de segmento o cliente de relevancia como para analizarlo dentro de nuestras estadísticas". Según fuentes del Consorcio, actualmente no hay ninguna empresa "registrada" que se dedique "exclusivamente" a organizar este tipo de celebración. Extremo que no es del todo cierto, ya que rara es la empresa que, especializada en la organización de festejos, no incluye un apartado sobre despedidas, como lo demuestran las sociedades antes referidas.

"Si este tipo de clientes genera ocupación hotelera en Sevilla en su amplia variedad de categorías, desde cinco estrellas a hostales, y también propicia el negocio hostelero sin causar perturbación en la ciudad, se trata como a cualquier otro cliente o segmento turístico", señalan desde el Consorcio que, sin embargo, reconoce que este turismo no figura en su política de trabajo. "No es una prioridad para las estrategias de captación de viajeros", señala.

Por tanto, el turismo de despedidas de solteros no está reconocido como nicho de mercado en Sevilla. De hecho, las autoridades municipales lo clasifican como "cualquier grupo de amigos que decide visitar la ciudad". "No requiere licencia ni autorización alguna", añaden los responsables del Consorcio de Turismo, quienes, no obstante, hacen una diferencia con el segmento de los singles: los viajes de solteros, separados o viudos sí suelen estar más organizados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios