Detenido un matrimonio por manipular en un día 18 cajeros automáticos

  • Los arrestados sustraían el dinero tras fijar la ranura por la que salen los billetes con pegamento por lo que los clientes creían que la operación era cancelada.

Comentarios 8

Agentes de la Policía Nacional pertenecientes al Grupo de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla han detenido a un matrimonio de origen rumano, M.M.C., de 50 años, y F.C., de 24 años, tras ser sorprendidos in fraganticuando sustraían el dinero del cajero automático de una entidad bancaria de la ciudad de Sevilla. Los detenidos, que empleaban la modalidad delictiva conocida como Cash Trapping, habían manipulado, en un solo día, un total de 18 cajeros de distintas sucursales de la capital hispalense. 

Según ha indicado la Policía Nacional en una nota, el Cash Trapping es una modalidad delictiva utilizada para sustraer el dinero en efectivo que expenden los cajeros automáticos cuando un cliente realiza una operación. El método consiste en la colocación de una pletina metálica impregnada de pegamento, completamente disimulada e integrada en el frontal del cajero automático, en la zona de extracción de dinero.  

Esta pletina impide el acceso a los billetes al no ser vistos por la víctima, ya que estos quedan pegados en la cara interna de la pletina que se encuentra impregnada de pegamento sin poder ser recuperados. Así, una vez que las víctimas se alejan del cajero pensando en una avería del mismo, los delincuentes, que han permanecido en las inmediaciones, regresan para apoderarse del dinero retirando el dispositivo. 

Cuando los agentes tuvieron conocimiento, a través de las propias entidades bancarias y de las denuncias de los afectados, de una nueva oleada de robos por este procedimiento en la ciudad, se inició un operativo policial en el cual se llevaron a cabo dos líneas de actuación de manera casi simultánea debido a la inmediatez del delito y al hecho de que, una vez retirado el dispositivo fraudulento de los cajeros por los autores, es muy difícil para los investigadores demostrar la autoría del ilícito.  

Una de las actuaciones inmediatas consistió en localizar los cajeros automáticos que habían sido manipulados a fin de tenerlos controlados para evitar que se siguiera cometiendo este tipo de fraude. A la vez, y de manera coordinada, se establecieron varios dispositivos de vigilancia en todos los distritos policiales de Sevilla en torno a los cajeros de las sucursales bancarias afectadas para localizar a los posibles responsables de este delito.  

De este modo, los agentes sorprendieron in fraganti a dos individuos en el instante en que procedían a 'recuperar' el dinero obtenido de este modo del cajero automático de una sucursal bancaria ubicada en Nervión. Los detenidos, a los que no les constaban antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial finalizadas las diligencias policiales.  

Recomendaciones de la Policía Nacional

Se da la circunstancia de que los agentes instructores debieron solucionar el amparo del propio bebé de los detenidos, de seis meses, con el que se acompañaban a la hora de ir a manipular los cajeros y de retirar el dinero robado.  

Es la segunda vez este año que la ciudad de Sevilla hace frente a este tipo de robo; la primera fue en agosto, cuando se detuvo a una organización de carácter itinerante que estaba actuando en la ciudad tras llegar de otro país.  

La Policía Nacional recomienda a aquellos ciudadanos que se encuentren ante un cajero que no entrega el dinero y que, sin embargo, en su pantalla muestra que la operación se ha realizado de manera correcta, que sigan dos pasos, como son no manipular nada del cajero y más concretamente de la ranura de extracción del dinero, así como llamar al 091 para comunicar lo sucedido y poner en conocimiento de la Policía todo lo ocurrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios