Detenido por estafar a nueve personas que vendían móviles o perros de raza en internet

  • Consiguió hacerse con ocho teléfonos y un perro de raza valorado en 1.700 euros

Comentarios 0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sevilla a un hombre de 26 años de edad, identificado como M.R.J., por estafar presuntamente a nueve particulares que vendían sus productos en portales de compra y venta por internet, según ha informado la Policía en un comunicado de prensa.

Con objeto de completar la compra, el arrestado se citaba en persona con los vendedores y los engañaba, alegando cualquier excusa para hacerse con los productos antes de pagar el precio acordado, una técnica a través de la cual consiguió hacerse con siete smartphones e incluso con un perro de raza American Bully valorado en 1.700 euros

La investigación se inició en el mes de noviembre del pasado año, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la primera de estas estafas, en la que a una persona le sustrajeron mediante engaño su teléfono móvil que había puesto a la venta por Internet, sucediéndose así otras denuncias hasta un total de ocho.

El arrestado contactaba con los particulares que habían puesto a la venta sus productos, en la mayoría de los casos teléfonos de última generación, y posteriormente se citaba con ellos para completar la compra, quedando físicamente en la calle Rafael de León de la capital hispalense.

Una vez reunidos, el particular que vendía el teléfono le mostraba el artículo y el comprador, con la intención de apoderarse del mismo sin intención de pagar por ello, empezaba con el engaño, de modo que le pedía poder ausentarse unos minutos con el producto, utilizando diversas excusas, desde subir a su domicilio y comprobar que funcionaba correctamente, hasta querer enseñárselo a su hija enferma que no podía bajar a la calle.

En otro de los casos, y siguiendo el mismo patrón de engaño, sustrajo un perro de raza American Bully, cuyo dueño lo puso a la venta en internet por un precio de 1.700 euros.

Cuando quedó con el vendedor para formalizar la venta y entregar el dinero en mano, el comprador le preguntó por la posibilidad de llevarse durante unos minutos el cachorro a su domicilio, que estaba cerca, para que lo viera su mujer y se decidieran finalmente a comprarlo.

Pasada una hora sin tener noticias del fraudulento comprador, y tras intentar contactar con él a través del teléfono sin éxito, entendió que se trataba de una estafa.

Durante las primeras diligencias, consistentes en el análisis de la información aportada por las víctimas, los testigos y las imágenes de las cámaras de seguridad, los agentes consiguieron identificar a M.R.J., de 26 años de edad, como el autor de todas las estafas.

Una vez identificado y localizado, se puso en marcha un dispositivo policial que culminó con la detención del autor, al que ya le figuraban numerosos antecedentes policiales, varios de ellos por hechos similares a los descritos, quien posteriormente fue puesto a disposición judicial.

Esta investigación se ha llevado a cabo por parte del Grupo de Investigación de la Comisaría de Sevilla Este.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios