Detienen a una persona e investigan a su padre por piratería digital

  • Los hechos se investigaron tras una denuncia de la empresa Microsoft alertando por la venta de productos falsificados en Sevilla, habiéndose incautado en el registro numeroso material informático.

El Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Guardia Civil de Sevilla ha detenido a una persona e investiga a su padre en una operación contra la piratería digital, en la que ha intervenido gran cantidad de productos informáticos falsificados que eran comercializados a nivel nacional.

La operación Zotolan contra la piratería digital se inició en el mes de mayo del pasado año, cuando el representante de la marca Microsoft en España denunció la existencia de una página web que podía dedicarse a la venta y distribución a través de internet de productos de la citada marca de forma fraudulenta, fuera de los canales legales de distribución.

Los investigadores comprobaron la existencia de esta web, que daba soporte a una tienda virtual ilegal y que podía estar ubicada y gestionada desde un domicilio en la ciudad de Sevilla.

Bajo autorización judicial, se encontró con el problema de identificar plenamente el entramado de esta "empresa" y a las personas que la gestionaban, debido al anonimato que puede dar Internet, de hecho, el dominio investigado estaba registrado y soportado en un "posting" alojado en Suiza para impedir su identificación y localización.

Finalmente los agentes lograron dar con la identidad de las dos personas que gestionaban la tienda virtual y comprobar que realizaban continuos envíos de soportes digitales a todo el territorio nacional.

Las indagaciones también han puesto de manifiesto la existencia de una actividad de blanqueo de capitales que servía para canalizar las ganancias de dicha actividad ilícita. Por ello, ha sido detenido F.J.M.S., de 36 años, que posee amplios conocimientos informáticos, y se investiga a J.M.M.N., de 71 años, padre del detenido, quien realizaba los envíos de paquetes a terceras personas que adquirían los productos falsificados.

En el registro a la vivienda del detenido y del investigado, los agentes incautaron equipos informáticos, discos duros externos, soportes digitales, documentación, programas informáticos falsificados y otro tipo de material relacionado con los supuestos delitos cometidos.

En el momento de la requisa los agentes comprobaron también que en un ordenador se estaban realizado descargas ilegales de software amparadas por licencias de uso.

Las ganancias eran cuantiosas, según la Guardia Civil, ya que una licencia original de un Sistema Operativo es aproximadamente de 147 euros y en la página web denunciada se estaban vendiendo por 49,95 €, teniendo en cuenta que los gastos de adquisición del software ilegal eran mínimos pues son descargados de internet o comprados en mercados asiáticos a muy bajo precio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios