Diario de Sevilla crea el Premio Manuel Clavero

  • Un jurado, presidido por Manuel Olivencia, otorgará el galardón a una destacada labor humana, social, empresarial, cultural, académica, deportiva, técnica o científica

Diario de Sevilla ha creado el Premio Manuel Clavero para galardonar una destacada labor humana, social, empresarial, cultural, académica, deportiva, técnica o científica realizada por personas relevantes de la sociedad sevillana. Este premio anual va a tener en 2011 su primera edición. El nombre del ganador, sus méritos y su semblanza se publicarán en el último número del año.

La Fundación Persán, dedicada a la acción social, patrocinará este premio que toma el nombre del prestigioso jurista don Manuel Clavero Arévalo, presidente del Consejo Editorial del Grupo Joly, editor de este diario. El jurado estará presidido por otro jurista eminente, don Manuel Olivencia. Y el premio se entregará en un acto solemne el 26 de enero.

La intención del Premio Manuel Clavero es distinguir a personas de la máxima ejemplaridad para la sociedad civil sevillana, que tengan una obra de señalada trascendencia local, regional, nacional o internacional, como ciudadano del año o por toda su trayectoria vital. No se podrá declarar desierto y para recibirlo la persona galardonada deberá estar presente en el acto de entrega, una cena que se celebrará en el Alcázar de Sevilla.

El premio está dotado con un diploma y una medalla conmemorativa. El jurado estará compuesto en esta primera edición por cinco miembros designados por el Grupo Joly. En las próximas ediciones se hará una convocatoria pública y podrán presentar candidaturas de personalidades e instituciones de reconocido prestigio.

Con la creación del premio se subraya también la valiosa aportación del profesor Clavero a la consolidación del proceso autonómico de Andalucía, que cumple ahora sus tres primeras décadas. Se ha elegido además su nombre para este galardón, que pretende premiar a personalidades de todos los ámbitos de la sociedad sevillana, por considerarlo una persona modélica.

En la transición de la dictadura a la democracia, Manuel Clavero tuvo el mérito de comprometerse al servicio de la sociedad, poniendo ese compromiso por delante de los intereses de su bufete profesional, para cuyo desarrollo era esencial su presencia. Y su salida de la política estuvo igualmente marcada por su vocación de servicio a Andalucía; en un gesto de dignidad, dimitió como ministro en 1980, en protesta por la actitud de la UCD, al pedir la abstención en el referéndum para una autonomía andaluza con el máximo techo competencial. A continuación hizo una intensa campaña para pedir el voto afirmativo en esa consulta, enfrentándose al Gobierno del que había formado parte.

Manuel Clavero nació en Sevilla en 1926, se licenció en Derecho en el 48 y era catedrático de Derecho Administrativo en el 51. Ocupó la cátedra de esta disciplina en Sevilla durante casi 40 años, desde 1954 hasta su jubilación. Fue decano de su Facultad y rector de la Universidad, antes de dedicarse a la vida política en el proceso constituyente, tras la llegada de la Monarquía.

Fundó el Partido Social Liberal Andaluz, que se integró en la Unión de Centro Democrático liderada por el presidente Suárez, y se convirtió en presidente de la UCD andaluza. Fue diputado en el Congreso desde 1977 a 1982, y sucesivamente ministro para las Regiones y de Cultura. Dimitió de ese puesto y abandonó la UCD en 1980 para defender un Estatuto andaluz de similares competencias al vasco, el catalán o el gallego, por el artículo 151 de la Constitución.

Tras una breve experiencia con un nuevo partido, Unidad Andaluza, se retiró de la política. Fue también presidente del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Sevilla y es miembro de la Academia Sevillana de Buenas Letras, la de Jurisprudencia y Legislación y la Real Academia de Córdoba. Es autor de numerosos libros de política y derecho, entre los que destacan El ser andaluz, Ensayo sobre la teoría de la urgencia en el Derecho Administrativo, Inejecución de sentencias contencioso administrativas y del Tribunal Constitucional o Municipalización de los servicios públicos. Fue nombrado hijo predilecto de Andalucía en 1999 y, entre otros galardones, tiene la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

El presidente del jurado, Manuel Olivencia, es vicepresidente del despacho de abogados Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Olivencia Ballester. Ha sido catedrático de Derecho Mercantil de la Facultad de Derecho de Sevilla, donde fue decano, y primer decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, cuando se creó en 1971. Abandonó momentáneamente su cátedra para ser subsecretario de Educación y Ciencia durante el primer Gobierno de la transición democrática. Ha sido miembro del Consejo de Gobernación del Banco de España y comisario general de la Exposición Universal de Sevilla. Es también miembro de las Reales Academias de las Buenas Letras, de Medicina y de Jurisprudencia y Legislación de Sevilla.

Le acompañan en el jurado Concepción Yoldi y el ex senador Francisco Rodríguez, presidenta y vicepresidente de la Fundación Persan; José Antonio Carrizosa, director de Diario de Sevilla, e Ignacio Martínez, director adjunto del Grupo Joly, que actuará como secretario.

La Fundación Persan desarrolla distintas acciones sociales, como la inserción laboral de colectivos con dificultades, especialmente inmigrantes, discapacitados o menores tutelados por la Junta de Andalucía. También gestiona un patrocinio al plan ADO para deportistas paraolímpicos, y patrocina una cátedra de detergencia en la Facultad de Químicas de la Universidad de Sevilla, entre otras actividades, a las que ahora suma el apoyo a este premio.

En los próximos días, el jurado deliberará sobre los candidatos, para elegir a la persona que será distinguida con el primer Premio Manuel Clavero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios