Docentes se unen contra la 'mercantilización' de la actual universidad

  • Un centenar de profesores se muestran críticos con los efectos de la adaptación de la institución al espacio europeo

Comentarios 0

La plataforma denominada Universidad por el Conocimiento, presentada oficialmente ayer, pretende abrir una reflexión crítica sobre el rumbo que está tomando la Educación Superior. Un centenar de profesores de la Universidad de Sevilla, entre los que figuran catedráticos como Jesús Mario Bilbao, Luis Rull, Rafael Portillo, Genaro Chic García y Francisco Garrudo, han creado esta nueva plataforma con la finalidad de propiciar un debate sobre el rumbo que está tomando la universidad en los tiempos actuales con la adaptación de sus enseñanzas al Espacio Europeo de Educación Superior acordado en Bolonia. Un modelo que, a juicio de los impulsores de esta iniciativa surgida en el ámbito académico, "amenaza" con transformar las enseñanzas universitarias en meros instrumentos para acceder al mercado de trabajo.

Los integrantes de la plataforma, que ayer se presentó ante una decena de profesores y alumnos, advierten del peligro que puede cernirse sobre el ámbito de todas las universidades, unas instituciones que están obligadas a rendir cuentas de sus titulaciones ante el Gobierno central cada seis años. En dicha rendición de cuentas se tienen en cuenta como baremos, según ha fijado el Ministerio de Educación, criterios como la rentabilidad, el número de alumnos que consiguen empleo tras finalizar la carrera o la evaluación de cada docente que realizarán los alumnos. "Debe primar la calidad de la investigación y de la docencia por encima de todas las cosas, si no corremos el riesgo de que la enseñanza universitaria se convierta en una Formación Profesional cualificada", según señaló a este periódico una de las impulsoras de la plataforma, la profesora de Literatura Mercedes Comellas.

Los promotores de esta plataforma se confiesan "alarmados" por el modelo que puede devenir de la aplicación de la nueva normativa estatal y defienden "una universidad exenta de criterios mercantilistas" que asuma "sin complejos su condición de servicio público", según se recoge en su manifiesto de presentación. Además, piden que se respete, ante todo, el derecho a la libertad de cátedra" y que no se intente "someter a sus docentes a unas metodologías rígidas y estandarizadas".

En el capítulo de las reivindicaciones concretas, los miembros de la plataforma plantan cara a algunas de las medidas impulsadas por el equipo de gobierno de la Universidad de Sevilla en su Plan de Renovación de las Metodologías Docentes. Así, exigen que las guías docentes que debe cumplimentar cada profesor no tengan un modelo único, sino que éste sea consensuado con las áreas de conocimiento.

El colectivo se muestra especialmente crítico con el papel que, en opinión de este grupo de profesores que integran la nueva plataforma, desempeñará el Instituto de Ciencias de la Educación (ICE) en la evaluación del cuerpo de profesores. Por este motivo, sus miembros exigen que, en primer lugar, el propio instituto sea evaluado para demostrar sus capacidades en el desarrollo de la tarea que se le encomienda y exigen que haya un control de calidad exhaustivo sobre los cursillos psicopedagógicos que este organismo oferta a los docentes para consolidar su formación.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios