Don Manuel Olivencia

  • El autor ensalza la labor investigadora, los conocimientos, su capacidad y la amistad que les unían

Hoy es el funeral por la muerte del Excmo. Sr. D. Manuel Olivencia Ruiz. Pérdida insustituible como amigo, como catedrático, como abogado y como académico.

Como amigo me demostró su afecto en infinidad de ocasiones, la última, días antes de morir. Como catedrático cumplía sobradamente las cualidades que éstos deben reunir: explicaba con claridad profunda y meridiana, sus alumnos salían de clase sabiendo el tema explicado.

Su obra investigadora es impresionante pues recogía sus estudios en Bolonia, París, Berlín, Reino Unido y Estados Unidos y, además, formó una escuela de catedráticos de Derecho Mercantil que llegó a llamarse "Escuela Sevillana de Derecho Mercantil" por la cantidad de catedráticos que la formaban. Su obra muy importante y sus conocimientos daban lugar a que fuera llamado a colaborar en la elaboración de leyes que luego recibían su nombre, así su participación en la Ley Concursal era conocida como la Ley Olivencia. Fue requerido por organismos internacionales para participar en la elaboración de disposiciones, así por la Unión Europea para elaborar un Derecho Mercantil europeo.

No puedo dejar de recordar su extraordinaria participación en la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y recuerdo que cuando el ministro de Educación Villar Palasí concedió a la Universidad de Sevilla la creación de esta facultad, me preguntó si tenía una persona para su creación y desarrollo, no dudé en decirle que la tenía y que era D. Manuel Olivencia.

Fue Comisario de la Exposición Universal del 92 celebrada en Sevilla.

Mi familia conoce la tristeza de la muerte en la familia Olivencia porque nunca olvidaremos la muerte de sus hijos y ahora la de D. Manuel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios