Emprendedores por obligación

  • El 30% de los universitarios andaluces se plantean crear su propia empresa por una cuestión de necesidad más que por vocación o interés Uno de cada tres jóvenes aspira a ser empleado público

Comentarios 1

Uno de cada tres universitarios y estudiantes de Formación Profesional de Andalucía se plantea o ha creado ya su propia empresa. Son cuatro puntos porcentuales por encima de la media nacional, lo que sitúa a Andalucía como la segunda comunidad autónoma con más jóvenes con iniciativa emprendedora, por detrás de Madrid, según la encuesta elaborada por Educa2020 y la Fundación AXA. Sin embargo, esta actitud no es vocacional, sino que responde a una necesidad.

La crisis económica y la falta de oportunidades laborales ha llevado a los jóvenes a buscar alternativas profesionales como el emprendimiento. No obstante, el 32% de los estudiantes andaluces aspiran a ser funcionarios, casi siete puntos porcentuales más que en el resto de España. Además, sólo el 2,3% se ve en los próximos 5 años como autónomo o freelance y el 1% desea continuar con el negocio familiar.

"El porcentaje de personas que se animaron a emprender por necesidad (29,24%) se ha casi duplicado desde el año 2010 y, desgraciadamente, la mayoría de los nuevos negocios emprendedores creados en España carecen de una aspiración firme", apunta Segundo Píriz, presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) a raíz de los resultados de esta encuesta. "Siete de cada diez manifiestan no tener vocación internacional en sus primeros tres o cuatro años de vida; y seis de cada diez afirman no tener ninguna orientación innovadora. Este último hecho es el que debemos tener especialmente en cuenta, dado que supone la clave del crecimiento y del desarrollo".

El estudio titulado Y después de la Universidad ¿qué? se basa en más de 9.000 entrevistas a estudiantes de universidades y centros de Formación Profesional de toda España (427 de ellos andaluces). Éstas se realizaron a través de internet del 8 de enero al 9 de marzo y las respuestas fueron analizadas por el instituto GAD3.

"Hace apenas cuatro años, las encuestas indicaban que algo más del 70% de los jóvenes españoles tenían como máxima aspiración la de llegar a ser funcionarios. El sondeo que ahora presentamos es bastante diferente, principalmente motivado por las consecuencias de la crisis y la falta de oferta pública", apunta Fernando Jáuregui, presidente de Educa2020. Éste destaca que "uno de cada tres jóvenes andaluces se decanta por formar su propia empresa", pero la mayoría "piensa que no ha recibido una formación y una cultura adecuadas para levantar este temido vuelo".

"Lo que la sociedad necesita no son más empresarios, sino empresarios mejor formados, y, sobre todo, trabajadores con mayor conciencia de emprendimiento. Sólo un 38% cuenta con formación universitaria", señala Narciso Michavila, sociólogo y presidente de GAD3. "Es verdad que la proporción se sitúa en la media europea, pero es insuficiente para transformar un mercado laboral intensivo en mano de obra no cualificada. Y el papel de la universidad en este terreno es insustituible".

Según la encuesta elaborada por Educa2020 y la Fundación AXA, los arquitectos y los ingenieros andaluces son los que mayor predisposición a emprender tienen, frente a los estudiantes de Arte y Humanidades, que son los que menos iniciativa emprendedora presentan.

Los andaluces, además, prefieren crear una empresa en el sector comercial, el marketing, publicidad y diseño, de consultoría y servicios profesionales y la educación. Éste último sector diferencia a Andalucía con respecto a otras comunidades autónomas, ya que sólo los estudiantes de Galicia, Cataluña y Andalucía se plantean abrir una empresa relacionada con la educación.

El sector de la agricultura es el menos apreciado por los universitarios andaluces, frente a los extremeños o castellanoleoneses, que sitúan este sector en primer lugar. "La economía y el nivel sociocultural de cada región influyen en las respuestas de los universitarios", apunta Fernando Jáuregui, presidente de Educa2020. "El sector primario está muy castigado en Andalucía, y muy industrializado, de ahí que los jóvenes no lo vean como una salida profesional".

El informe Y después de la Universidad ¿qué? también analiza el perfil de los emprendedores y los principales obstáculos que los universitarios se encuentran a la hora de emprender. En este sentido, el 75,3% de los jóvenes andaluces encuestados creen que la falta de financiación es su principal barrera, seguido de la trabas administrativas (26,5%) y la fiscalidad (21,9%).

"Hace falta un cambio cultural de mentalidad. Entendemos la financiación sólo como una subvención", manifiesta Narciso Michavila. "Debemos fomentar nuevas fórmulas, como el crowdfunding (micromecenazgo), las nuevas tecnologías o la mayor implicación del sector privado. Además, en España, fracasar es lo peor que te puede pasar, llevas una losa encima. Sin embargo, en culturas como la americana le dan mucho valor a aquellos emprendedores que han conseguido levantarse de sus fracasos empresariales, consideran que tienen más conocimientos sobre el sector empresarial".

En cuanto al perfil, la predisposición al emprendimiento es ligeramente mayor entre los hombres (50,6%), especialmente si estudian Ingeniería, Arquitectura o ciencias sociales y jurídicas. "Factores como la profesión de los progenitores puede influir en la decisión de los alumnos pero no es determinante", apunta Michavila. El 35% de los jóvenes con padres empresarios o autónomos se plantean ser emprendedor, así como el 25% cuyos padres son funcionarios, según los datos de Educa2020. Michavila tampoco cree que resulte determinante si han recibido formación pública: "El debate de lo público frente a lo privado es más político que real".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios