El nuevo Estatuto creará plazas de funcionarios en la Hispalense

  • El desarrollo del nuevo Estatuto tiene, entre otros retos, lograr que sólo el 20% de la plantilla docente trabaje con contratos · La plantilla actual cuenta con un 54% de funcionarios y un 46% de contratados

Comentarios 17

El 80% de los profesores en la Universidad de Sevilla ocuparán plazas como funcionarios en un periodo previsto de diez años, un 26% más que en la actualidad (la plantilla es de 4.197 docentes y hasta 1.912 trabajan con contratos) mediante la aplicación del nuevo Estatuto de la institución, que entró en vigor a finales de enero, al amparo de la modificación de la LOU (Ley Orgánica de Universidades).

En las aulas de las Escuelas y Facultades, hoy, sólo el 54% de los profesores universitarios son funcionarios y el 46% restante de la plantilla tiene contratos laborales o administrativos, de los cuales el 10% son indefinidos (son 209 profesores contratados-doctores). El resto de los docentes contratados son temporales como son los ayudantes, ayudantes-doctor, asociados, visitantes y colaboradores, entre otras categorías laborales.

"Lograr que el 80% de los profesores tengan una plaza como funcionarios y que el 20% restante trabajen con contratos es el reto en un plazo de entre ocho y diez años en la Universidad de Sevilla", explicó ayer Pedro José Paul Escolano, delegado del rector para el Desarrollo Estatuario en la Hispalense. Además de alcanzar una mayor estabilidad para los docentes, la creación de plazas de funcionarios revertirá muy positivamente en la institución académica, porque esta figura requiere un coste inferior al contrato laboral indefinido. "Para la Universidad los contratos suponen además un mayor coste por el abono de seguros sociales (el 30% del contrato), mientras que este coste no existe en la figura del funcionario. Además, los profesores contratados tienen un sueldo inferior que los funcionarios", añade Paul Escolano. Con la creación de más plazas de funcionarios y el ahorro en contratos, la Universidad tendrá capacidad para contar con mayor número de ayudantes.

Estos cambios en la configuración de la plantilla universitaria serán posibles con el desarrollo de la reforma de la LOU y a través del nuevo Estatuto de la Hispalense. Con la anterior normativa estatal (LOU) las universidades tenían menos margen de maniobra para crear plazas de funcionarios. Pero la ley actual facilitará la promoción de los profesores, por ejemplo, en la obtención de cátedras, y el acceso a las plazas más estables, al dotar de más autonomía a las universidades.

Otra de las novedades del Estatuto de la Hispalense es la posibilidad que a partir de ahora tienen los doctores con contratos indefinidos de convertirse en jefes de departamento. La anterior LOU establecía que para ser jefe de departamento en una Facultad o en una Escuela era requisito indispensable contar con una plaza de funcionario. Con la reforma los profesores doctores con una vinculación permanente en la institución (contratado indefinido o funcionario) pueden aspirar a dirigir departamentos en las distintas áreas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios