Exhuman el cadáver de un supuesto bebé robado para buscar ADN

  • Los forenses consideran que los restos se hallan "en buen estado" y permiten los análisis.

Una comisión judicial formada por varios forenses, técnicos de Toxicología y agentes del grupo de Homicidios de la Policía exhumaron este miércoles en un cementerio de la provincia el cadáver de un supuesto bebé robado, lo que ha permitido recuperar restos que en principio se hallan "en buen estado" y pueden ser objeto de análisis en busca de ADN.

La exhumación fue solicitada por la Fiscalía tras recibir la denuncia de unos padres que consideran que su bebé pudo ser robado tras nacer en el hospital Virgen del Rocío en 1974. La familia observó diversas "contradicciones" y ante la duda denunció los hechos en la Fiscalía en abril pasado.

La familia indicó el lugar exacto donde había sido enterrado el bebé y la comisión judicial se trasladó este miércoles hasta un cementerio de la provincia para proceder a la exhumación de los restos. Al lugar acudieron dos médicos forenses, dos técnicos de Toxicología, el fiscal que ha sido comisionado para investigar todas las denuncias por presuntos robos de bebés y varios funcionarios del grupo de Homicidios.

Los restos hallados han sido trasladados al Instituto Nacional de Toxicología para ver si se puede obtener ADN para comprobar la identidad de los mismos. Aunque se hallen en buen estado, aún no se sabe si se podrá obtener un perfil genético. Las pruebas tardarán aproximadamente en torno a mes y medio o dos meses y se trata de la segunda exhumación que se produce en Sevilla. En el primer caso, el fiscal archivó la denuncia al no poder constatar ningún delito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios