La Federación de Baloncesto quiere el nuevo pabellón en Los Bermejales

  • Sáez apuesta por una infraestructura integrada en un núcleo fuerte de población y apunta al solar donde se proyectó la mezquita · Cree que no se debe repetir el "error" del estadio de La Cartuja

Comentarios 25

La decisión corresponde al poder político, pero la oficialidad del baloncesto español tiene clara su apuesta por Los Bermejales. El presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, se declara públicamente partidario de que el nuevo pabellón cuya construcción está prevista en Sevilla se levante en el solar donde se proyectó en su momento una mezquita, toda vez que la iniciativa de edificar un templo musulmán ha sido descartada por el Ayuntamiento y reubicada -al menos en la agenda política de las previsiones- en San Jerónimo tras el varapalo de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que avaló los años de oposición vecinal contra esta iniciativa promovida por la Comunidad Islámica de España.

José Luis Sáez, extremeño de nacimiento pero afincado desde niño en Sevilla, dice que no sólo tiene clara su opinión como máximo representante del baloncesto español, sino también como vecino de la ciudad. Sus ejemplos sobre este particular son los de ciudades como Londres o Berlín, con pabellones para usos variados que forman parte del casco urbano. El Ayuntamiento de Sevilla admitió en su momento que baraja cuatro zonas para llevar a cabo el proyecto, una vez que se ha confirmado que la capital de Andalucía será una de las sedes del Mundial de Baloncesto en 2014. Se trata de Los Bermejales, Pino Montano, Sevilla Este y la Cartuja. El presidente de la FEB tiene muy clara cuál es su preferencia y, por lo tanto, qué ubicación defenderá en los próximos meses: "La opción de Los Bermejales me encanta, es la mejor de todas, la que presenta unas condiciones mejores para crear una buena infraestructura tanto desde el punto de vista del baloncesto como pensando en la ciudad a largo plazo". Sáez se refirió a la posibilidad de que el pabellón se convierta en la futura casa del Cajasol Sevilla: "Creo que tenemos la obligación de apostar por una infraestructura que vaya a más, que no se quede en sede de un único equipo una vez que acabe el Mundial".

El baloncesto español defenderá la necesidad de que del Mundial de 2014 salga un pabellón con capacidad para estar incluido en los circuitos de grandes eventos, lo que supone que el edificio acoja acontecimientos muy variados. Esta tesis choca frontalmente, según Sáez, con la idea de levantar el pabellón en una zona aislada de los núcleos de población, lo que descartaría la opción de la Cartuja: "Si no peleamos por un edificio que sea algo más que la estructura tradicional de pabellón a la que estamos acostumbrados, habremos perdido una oportunidad muy bonita de ponernos a la altura de Londres y Berlín, un objetivo para el que tengo claro que la ciudad de Sevilla está capacitada. Este nuevo pabellón tiene que generar riqueza y negocio. No puede quedar como un recuerdo donde se jugaron una serie de partidos de baloncesto y punto".

Sáez cree que hay que evitar a toda costa el ejemplo del Estadio de la Cartuja: "Siempre me he mostrado muy crítico con este estadio. Está demostrado que cuesta mucho que la gente acuda a una zona que le resulta muy lejana, que la ve como algo fuera de la ciudad porque al fin y al cabo no está integrada en ella, en los hábitos cotidianos. En este tipo de proyectos hay que apostar por el concepto de rentabilidad y huir del concepto coste. Hay que apostar por la inversión y evitar el gasto. Y eso se consigue mirando más allá del deporte estrictamente".

La decisión final correrá a cargo de las autoridades políticas, lo cual no es óbice para que el máximo mandatario del baloncesto español diga claramente sus preferencias: "No me puedo resistir a opinar también como ciudadano, a defender una opción que esté integrada en la ciudad, que llame la atención y que no pase inadvertida, que preste un servicio real a una ciudad cuya marca se vende muy bien fuera de España".

La segunda opción mejor para Sáez sería la de Sevilla Este, al valorar positivamente el hecho de contar con una gran población urbana, aunque siempre remarca que la primera -con diferencia- es la de Los Bermejales: "De donde nunca debemos salirnos al abordar un proyecto de esta importancia es del concepto de integración, lo que nos obliga necesariamente a pensar en el día después del Mundial, a no quedarnos solamente en los partidos de esta gran cita. Hay que pensar en una infraestructura capaz de acoger un encuentro de Los Ángeles Lakers o de la selección norteamericana, pero también otros grandes acontecimientos extradeportivos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios