La Feria acaba con el doble de multas y coches retirados por la grúa

  • Tussam registró un 15% menos de viajeros y Aussa un 25% menos de coches aparcados por el temporal · La Policía Nacional intervino en 216 reyertas y detuvo a 71 personas

Comentarios 5

La recién terminada edición de la Feria de Abril quedará registrada en la memoria colectiva como la del temporal que sacudió el real durante cuatro días seguidos y que dejó sin toros la Maestranza tres jornadas consecutivas. En las hemerotecas, en cambio, quedará como la Feria con menor asistencia global de público -lo que refrendan los datos de Tussam, de los aparcamientos municipales y de las toneladas de basuras recogidas por Lipasam-, pero también de mayor celo policial, como también sucedió en la pasada Semana Santa.

Ahora, como entonces, las multas de tráfico interpuestas por la Policía Local y los vehículos retirados por la grúa municipal se han incrementado por encima del doble respecto de las cifras registradas tras la Feria de Abril de 2007. La delegada de Seguridad y Convivencia, Nieves Hernández, detalló que las denuncias de tráfico crecieron un 57%, pasando de alrededor de 3.400 en 2007 a las 5.465 de este año. Lo mismo sucede con los vehículos retirados por la grúa en las inmediaciones del real, que se han incrementado en un 75%, pasando de 524 en la edición ferial de 2007 a los 927 vehículos retirados este año.

En el apartado de seguridad, la Policía Nacional detuvo también casi al doble de personas que en 2007, concretamente 71 frente a las 39 de la feria del pasado año. Este balance no necesariamente se corresponde con un aumento de los actos delictivos en Feria, ya que fuentes municipales advierten que el resultado es producto de una especial incidencia durante la preferia y del arresto de 23 personas por estancia irregular en España. De los 71 detenidos este año, destacan ocho que estaban reclamados por tener causas judiciales pendientes, mientras que otros cinco fueron detenidos por robo de vehículos. Además, la Policía Local detuvo a 33 personas y la Guardia Civil a 25.

Las intervenciones de orden público también fueron más hasta sumar 216, la mayoría por incidentes acontecidos en el interior de casetas -la mayoría de ellos riñas y peleas-, mientras que la celebración de botellonas ha decaído en esta edición precisamente por la lluvia. Según Nieves Hernández, la instalación de cámaras de videovigilancia en los entornos de las casetas públicas de los distritos ha incidido en la reducción de altercados.

Las horas en las que se produjeron más incidentes fueron entre la una y las dos de la madrugada y entre las nueve y las diez de la noche, cuando coinciden numerosas personas en la entrada y la salida del recinto ferial.

La menor afluencia de público se produjo por la lluvia que cayó entre el martes y el jueves y queda constatado por la disminución de residuos recogidos, con 1.720.603 kilos, un 8,6% menos; por los viajeros transportados al Real en autobuses públicos, con 679.624, un 15,17% menos; y en aparcamientos usados, con 70.988 usuarios, un 25,36% menos.

La delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto, tildó de "atípica y complicada" la pasada Feria, aunque destacó que se ha cerrado sin incidentes de gravedad. A pesar de la lluvia y el viento, sólo tres de las 1.047 sufrieron algunos daños, sobre todo por las rachas de viento del suroeste de hasta 60 kilómetros por hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios